Cómo secar y guardar hojas de orégano después de una helada o clima frío

Escrito por benjamin twist | Traducido por maria gloria garcia menendez
Cómo secar y guardar hojas de orégano después de una helada o clima frío

El orégano se utiliza comúnmente en la cocina italiana, así que debes mantenerlo fresco para pastas de invierno copioso.

Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images

El orégano fresco cultivado en tu propio jardín añade más sabor a la comida casera que las especias de un frasco. Sin embargo cuando el clima se vuelve frío, toma mayor atención y esfuerzo para preservar tu cosecha propia de orégano para su uso posterior. El orégano no sobrevivirá a una helada dura, así que observa el tiempo y haz todo lo posible para cosechar la hierba antes de que baje la temperatura. Si se produce una helada antes de que puedas hacerlo, recoge el orégano tan pronto como sea posible después para conservar su sabor.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una tijera
  • Papel de carnicero
  • Lazos para atar
  • Cuerda (opcional)
  • Envases de cierre hermético

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Cosecha el orégano recortando los tallos de dos a tres pulgadas (5 a 7 centímetros) por debajo de las hojas inferiores. Reúne el orégano en paquetes de cerca de cuatro a seis ramas. Corta las hojas que estén muertas o ennegrecidas debido al daño por la escarcha.

  2. 2

    Envuelve un trozo de papel de estraza sin apretar alrededor de cada paquete como si enrollaras un pequeño ramo. Gira el papel alrededor del extremo de los tallos de orégano, teniendo cuidado de no lastimar las hojas.

  3. 3

    Da una vuelta firmemente alrededor de los tallos y del papel de cada paquete para asegurarlos. Forma un extremo de la vuelta de plástico en un gancho o ata un trozo de cuerda alrededor del paquete para colgarlo hacia arriba.

  4. 4

    Cuelga los paquetes boca abajo (los tallos hacia arriba) en un espacio interior fresco y seco hasta que las hojas se sequen completamente hacia fuera. Esto puede tardar hasta una semana dependiendo de tu clima y el lugar en el que los cuelgues.

  5. 5

    Rompe las hojas de los tallos y guarda las hojas en un recipiente hermético. Comprueba el recipiente para la condensación después de uno o dos días. Si se ha formado algo, limpia el recipiente y deja las hojas de orégano fuera para que se sequen al aire libre durante uno o dos días, coloca una hoja de papel de estraza de manera holgada sobre ellos para dar protección antes de devolverlos al contenedor hermético. Busca condensación después de uno o dos días y repite este paso según sea necesario.

Consejos y advertencias

  • El orégano seco permanecerá comestible indefinidamente, pero perderá su potencia con el tiempo. Para obtener mejores resultados, utilízalo en seis meses o mientras todavía esté fragante.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media