DESCUBRIR
×

Cómo secar maíz

Actualizado 17 abril, 2017

Durante centurias se han secado carnes, frutas y verduras para los tiempos de escasez. El secado de maíz puede hacerse de una mejor manera en la mazorca y en un horno moderno. El maíz seco se puede volver a hidratar para usarlo en sopas, se lo puede convertir en palomitas de maíz o puede ser colocado en platos como decoración.

Instrucciones

  1. Pela las mazorcas y descarta las cáscaras. Retira la mayor cantidad de hilos de seda que puedas que hayan quedado alrededor de los granos. Enjuágalas con agua helada para remover todos los insectos y los restos de suciedad restantes. Corta los tallos sobrantes y descártalos.

  2. Pre-calienta el horno a 150ºF. En la olla grande hierve agua. Coloca por unos 4 minutos cada una de las mazorcas en la olla para escaldarlas. Con las tenazas remuévelas y colócalas en un recipiente grande con agua helada por otros 4 minutos para detener el proceso de cocción.

  3. Llena las rejillas con una sola capa de mazorcas. No las apiles porque ello evitará el proceso de secado. Coloca en el horno tantas fuentes como puedas.

  4. Si estás usando un horno eléctrico, abre la puerta del horno con agarraderas para permitir que escape el vapor. Si usas un horno a gas debes dejar la puerta cerrada. Rota las bandejas cada dos horas para asegurar que el secado sea parejo. Mueve las bandejas que están arriba para abajo y viceversa. También rótalas 180º cada vez que las cambies de lugar, de manera que la parte que estaba al frente esté ahora atrás.

  5. Controla las mazorcas a medida que el proceso de secado esté llegando a su fin. Al tocarlas, debes sentirlas como quebradizas. Cada una de las mazorcas tiene un tamaño y contenido de agua diferente, por lo tanto el tiempo de cocción es diferente para cada una. El tiempo promedio es de 8 horas. El secado puede tomar más tiempo si las porciones que secas y las mazorcas son grandes.

  6. Permite que se enfríen afuera del horno por alrededor de tres días antes de colocarlas en un recipiente seco.

Consejos

  • Comienza con el secado por la mañana temprano para que puedas estar en casa y despierta mientras se esté desrrollando el proceso.
  • Fija las alarmas para la rotación de las bandejas.

Advertencias

  • No te vayas de tu casa y dejes el horno prendido, corres el riesgo de que se produzca un incendio.
  • No permitas que una agarradera toque los elementos calientes.

Necesitarás

  • Maíz o mazorcas
  • Un cuchillo
  • Un horno
  • Una olla grande
  • Unas tenazas
  • Un recipiente grande con agua helada
  • Rejillas para repostería