DESCUBRIR
×

Cómo secar pimientos habaneros

Actualizado 21 febrero, 2017

El pimiento habanero está entre los miembros más picantes de la familia de los pimientos chile, normalmente se registran entre 100.000 y 350.000 unidades Scoville, una medida ampliamente reconocida para medir el chile picante. En comparación, la receta original de la salsa Tabasco tiene entre 7.000 y 8.000 unidades Scoville. El secado del pimiento habanero es una gran manera de conservar el intenso sabor de la fruta y el picante para su posterior uso en guisos, chiles u otras recetas que podrían causar un pequeño placer. Los pimientos habaneros secos y molidos en escamas o en polvo es una forma sensata de maximizar la cosecha si cultivas tus propios chiles. Las ristras, un racimo de pimientos colgados usando una aguja e hilo, proporcionan un diseño atractivo y ahorran espacio a la alternativa del secado estándar en una rejilla.

Instrucciones

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

    Secado en rejilla de alambre

  1. Lava los pimientos en agua fría, cepilla suavemente cualquier suciedad. Limpia los pimientos secos con un paño limpio de cocina.

  2. Ordena los pimientos sobre una rejilla de alambre para que haya espacio entre la fruta para que circule el aire

  3. Coloca la rejilla en una habitación seca y bien ventilada. El aire debe ser capaz de circular alrededor y entre la fruta.

  4. Espera un par de semanas. Los pimientos pierden lentamente su humedad, quedando perfectamente secos.

    Secado colgado (ristras)

  1. Lava los pimientos en agua fría, cepilla suavemente cualquier suciedad. Limpia los pimientos secos con un paño limpio de cocina.

  2. Pasa el hilo y la aguja a través del tallo del pimiento, envuélvelo varias veces y pásalo a través de el una segunda vez. Este pimiento estará en la parte inferior de la ristra.

  3. Pasa el hilo y la aguja a través de cada tallo, formando una pila mientras trabajas.

  4. Cuelga la ristra por el hilo en un área seca y bien ventilada. Los pimientos pierden su humedad en las próximas semanas, volviéndose lentamente quebradizos.

Consejos

  • Ponte un par de guantes de látex para proteger tu piel del contacto con el jugo habanero abrasador.

Necesitarás

  • Guantes de látex desechables
  • Una rejilla de alambre para enfriamiento
  • Aguja e hilo