Secreciones malolientes detrás de las orejas

Escrito por sara clement | Traducido por mercedes roch
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Secreciones malolientes detrás de las orejas
Las secreciones de la leche materna pueden caer detrás de las orejas del bebé, lo que puede producir olores malolientes. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

El desarrollo de secreciones malolientes en cualquier parte del cuerpo es común en seres humanos y animales. Los pliegues cutáneos y las protuberancias alrededor y detrás de las orejas son lugares típicos para desarrollar el olor. Hay varias razones posibles para este tipo de olor y algunos consejos simples para la lucha contra él también. Para cualquier condición crónica de olor, es aconsejable consultar con tu profesional de la salud.

Otras personas están leyendo

Función de los poros

Los poros se encuentran en todo el cuerpo y uno de sus muchos trabajos es excretar toxinas. Debido a que las orejas sobresalen, es fácil para estas toxinas secretadas acumularse detrás de las orejas junto con la cera del oído, la suciedad y el aceite. Este depositario del medio ambiente es un lugar perfecto para que los microbios de bacterias se multipliquen, causando un olor apestoso crónico que persistirá y aumentará sin los adecuados hábitos de aseo.

Importancia del aceite

El cuerpo produce aceite para mantener el cabello y la piel flexibles y saludables. Esta función altamente evolucionada evita el agrietamiento, por lo que los intrusos microbianos se mantienen a raya. Sin embargo, algunas personas crean una cantidad excesiva de aceite que puede acumularse, causando malos olores. La producción del cuerpo de aceite puede ser estabilizada por un proceso de "tratamiento de iguales". Al poner cantidades escasas de aceite de oliva extra virgen en la cara y detrás de las orejas en realidad le dices al cuerpo que produzca menos olio, lo que puede disminuir las secreciones malolientes resultantes del aceite corporal excesivo.

Olor en las orejas de los niños

Los bebés son muy conocidos y amados por su piel suave, mejillas regordetas y características atractivas, pero el olor es un compañero habitual en cualquier enfermería. Las secreciones malolientes pueden desarrollarse detrás de las orejas debido a la leche materna o al goteo del biberón detrás de las orejas durante la alimentación o por cantidades escasas de acumulación de saliva. Con cuidado, limpiar los oídos de un bebé con una bola de algodón y una pequeña cantidad de aceite de almendra dulce puede reducir la probabilidad de olor crónica y la acumulación bacteriana. Si tu bebé o niño tiene una secreción maloliente crónica, consulta con tu médico para descartar una posible infección o un cuerpo extraño.

Prevención y solución

El baño regular y los hábitos de cuidado personal, con especial atención en los lugares con diminutos pliegues y los pliegues de las orejas puede disminuir la probabilidad de acumulación de secreción detrás de las orejas. Nunca introduzcas nada dentro del oído, debido al riesgo de perforación y de daño del canal auditivo. Utilizar el poder antimicrobiano de los aceites esenciales como lavanda, árbol de té, salvia y rosa también puede prevenir el mal olor recurrente. Siempre diluye los aceites esenciales con un aceite portador adecuado y manténlo alejado de las mascotas y los niños a menos si lo recomienda tu profesional de la salud.

Consideraciones

Las secreciones malolientes detrás de las orejas no sólo afectan a los seres humanos. Los perros, gatos, hurones y otros animales pueden tener olores desagradables también. Mientras que muchas criaturas se beneficiarán de la preparación regular y la limpieza, el olor maloliente en el oído también puede indicar una infección que debe ser evaluada y tratada por tu veterinario.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles