Secretos para trabajar con laminado de fórmica

Escrito por mark morris | Traducido por mary gomez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Secretos para trabajar con laminado de fórmica
Una lima bastarda plana es la mejor herramienta para bordes laminados. (Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images)

El laminado de marca fórmica ha sido un nombre familiar durante más de medio siglo. Si bien otras marcas la han superado en variedad y en algunos casos en calidad, sigue siendo la marca de referencia. Los secretos para trabajar con el laminado son similares, independientemente de la marca. Todos los laminados de plástico están hechos de materiales similares y se instalan con métodos idénticos. Se desglosan en cuatro categorías básicas: preparación de la superficie, cortar el laminado, instalación del laminado y acabado de los bordes.

Otras personas están leyendo

Preparación

Puesto que los laminados son algo flexibles, la superficie por debajo puede efectuar el acabado del laminado. Los hundimientos y desniveles se dice que se "revelan" en el material en el producto final. Utiliza rellenos de carrocería para corregir los puntos irregulares y vacíos de relleno en tu sustrato. Lija la superficie con una lijadora eléctrica y asegúrate de quitar el polvo antes de la instalación, para asegurar la mejor superficie posible de montaje. Si estás montando a través de un laminado viejo, superficies pintadas u otros materiales potencialmente manchados, usa una lijadora de banda para arañar la superficie ligeramente para una mejor adherencia.

Corte

Corta las piezas más grandes que la superficie instalada siempre que sea posible. Una sierra de mesa con una hoja de dientes finos proporciona el método más sencillo. Para los bordes de corte que deben quedar al ras contra otra superficie, usa una tabla de borde recto sujeta debajo del laminado y una punta al ras con rodamiento para hacer el corte. Esto proporciona un borde liso y recto con un mínimo de astillado. Una punta de bala con un extremo redondeado también puede utilizarse de la misma manera. El extremo redondeado pasará a lo largo del borde recto como un rodamiento.

Instalación

La instalación consiste en dos procesos básicos: encolado y prensado. Si bien pueden utilizarse los pegamentos para madera y los pegamentos calientes, el material preferido por la mayoría de los carpinteros y ebanistas es el cemento de contacto. Este tipo de cemento viene en dos versiones a base de agua y de disolvente. El de base disolvente requiere de un equipo especial y precauciones de seguridad, mientras que el de base de agua puede aplicarse con cualquier herramienta de pintura y es inerte. Una vez que el cemento de contacto se aplica al laminado y a la cara de instalación, debe dejarse secar por completo. Luego presiónalo en su lugar con un rodillo J, para eliminar las burbujas de aire. Algunos artesanos utilizan un mazo de goma para asentar los bordes.

Acabado

Las piezas de mayor tamaño deben cortarse para crear un borde acabado. En la mayoría de los casos, utilizarás un enrutador y una punta de corte al ras con rodamiento. La punta corta el material a ras con el borde del sustrato para un borde exacto. Una punta un poco cóncava en un cortador de laminado o enrutador, también puede utilizarse para terminar el borde posterior. El mejor método para el acabado de bordes en laminado consiste en pasar una lima bastarda plana a un ángulo de 45 grados con el borde, con su extremo superior inclinado hacia la derecha en 45 grados. La lima se pasa de izquierda a derecha con la mano. Esto proporciona un control excepcional y, con un poco de práctica, puede proporcionar bordes casi perfectos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles