Secretos para recarga de municiones

Escrito por richard rohlin | Traducido por andrea galdames
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
 Secretos para recarga de municiones
Cartuchos metálicos. (NA/Photos.com/Getty Images)

Recargar tus propias municiones en casa usando una prensa y componentes de cartucho de recarga (cajas de latón, balas, pólvora y cebadores) puede ser una actividad divertida y gratificante y además puede resultar en ahorros considerables en oposición a las municiones cargadas de fábrica. Los consejos y trucos de quienes tienen experiencia recargando cartuchos te ayudarán a hacer el proceso más fácil y seguro.

Otras personas están leyendo

Empieza con paciencia

Una de las marcas de un recargador experimentado y exitoso es que empieza lento. Cuando un recargador novato tiene su primera prensa de recarga, hay una tentación de tratar de extraer tantas rondas como sea posible. La recarga de cartucho segura es un proceso de precisión que requiere concentración y recarga rápida que requiere un nivel de experiencia para desarrollar el proceso.

Conoce tu arma

La cubierta, el polvo, la imprimación y las balas se utilizan para recargar cartuchos de un calibre dado que puede diferir de pistola a pistola. Por ejemplo, algunas pistolas puede tener algo llamado "cámara compatible". Esto significa que la caja de bronce del cartucho no es totalmente compatible con el metal de la cámara. En las pistolas con cámaras no compatibles, las cargas que son especialmente "calientes" (de presión alta) pueden experimentar averías como la hinchazón de las cubiertas que provocan que el arma detenga la alimentación. Algunas armas también pueden tener barriles con estriado "poligonal". Se trata de un tipo poco común de barril que no alimenta confiablemente las balas de plomo. En este caso, necesitas asegurarte de utilizar sólo balas con camisa de cobre para la recarga de la pistola. Sea cual sea el arma que quieres recargar, asegúrate de estar enterado de las necesidades particulares.

Sigue los manuales al pie de la letra

Hay una amplia variedad de recargas manuales disponibles en la mayoría de los principales proveedores de componentes y equipos de recarga. Cada uno de los cuales tendrán instrucciones para el proceso de recarga, así como directrices para la cantidad de polvo y el tipo de bala que deberías utilizar para cargas de diferentes calibres. Estas directrices están destinadas a impedir que los cartuchos se carguen a presiones demasiado altas como para operar con seguridad un arma de fuego. No tener en cuenta las directrices puede provocar lesiones graves e incluso la muerte, o por lo menos, el daño irreparable de tu arma de fuego.

Busca un compañero

No hagas la recarga tu solo. Busca a un amigo que te ayude, preferentemente alguien que ya tenga más experiencia que tú. Ya hemos discutido, que la recarga es una actividad de precisión y ya que consiste en el uso y manejo de explosivos, deja muy poco margen para el error. Tener dos pares de ojos sobre el proceso duplica la posibilidad de descubrir cualquier posible error.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles