Las secuelas de la anestesia en los perros

Escrito por jane meggitt Google | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las secuelas de la anestesia en los perros
Las secuelas de la anestesia en los perros. (Dog on Dog Bed image by Janet Wall from Fotolia.com)

La anestesia se utiliza para colocar a los perros en un sueño profundo para que los veterinarios puedan realizar procedimientos quirúrgicos para salvar sus vidas. Los perros que han sido sometidos a la anestesia, cuando se despiertan tienden a estar confusos y molestos. Recuperarse de la anestesia es un proceso independiente de la recuperación de la cirugía. Cualquiera que sea la cirugía, es probable que la mayoría de los perros experimenten síntomas similares después de la misma, que estén todos asociados con la anestesia. Éstos incluyen problemas de equilibrio, letargo, vómitos y desorientación. Para un pequeño porcentaje de los animales, las convulsiones son una posibilidad, aunque poco frecuentes. La mayoría de las secuelas duran entre 12 y 24 horas.

Otras personas están leyendo

Pérdida de equilibrio

Debido a que la anestesia afecta el sistema nervioso, los perros tendrán problemas para mantener el equilibrio al caminar. Los perros deben ser mantenidos en un área donde no se lastimen en caso de que se caigan. Si bien puede parecer cómico tener un perro que camina como si estuviera borracho en tu casa, debes ser consciente de que puede ser confuso para ellos. Esto puede durar hasta 24 horas después de despertarse de la anestesia.

Letargia

Después de haber sido dormido por la duración de la cirugía, el perro todavía tendrá un letargo prolongado. No es infrecuente que se arrastren a la cama y vayan a dormir. Incítales a salir a que hagan sus necesidades, anímales a hacerlo, ya que podrían tener un accidente de otra manera. Sus sentidos no se han restaurado completamente y simplemente no tienen la energía para actuar como lo harían de forma normal durante aproximadamente un día después de la cirugía.

Vómitos

La anestesia puede dar lugar a un malestar estomacal en los perros y producir vómitos. Esto puede ser en el viaje en el vehículo hacia casa o más tarde cuando se les da algo de comer. Los propietarios querrán darle al perro una comida saludable con una gran cantidad de agua, ya que estuvieron obligados a ayunar antes de la cirugía, pero esto no es bueno para ellos. Comienza con un poco de agua y pequeñas cantidades de alimentos para ayudarlos a restablecer su sistema digestivo.

Desorientación

Pasará algún tiempo antes de que el perro empiece a actuar como él mismo de nuevo. Esto es normal y no una preocupación, a menos que dure por más de 24 horas. Puede pasear y parecer inconsciente de las áreas circundantes. Parte de la somnolencia es el resultado de las inyecciones para el dolor que la mayoría de los animales reciben después de la operación. Esto es normal y debe desaparecer dentro de 12 a 24 horas. Por lo general, los perros traídos a casa más tarde en el día se parecen más a sí mismos después de la primera noche en casa.

Convulsiones

Los perros con un historial de convulsiones están en un riesgo mayor de ataque durante o después del tratamiento con anestesia. Las convulsiones durante la cirugía son un riesgo mayor, pero pueden producirse al despertarse. Dado que la anestesia afecta el sistema nervioso, obliga a frenar la actividad cerebral durante la cirugía y después volver a participar. Mantén al perro en un lugar donde se sienta cómodo y pueda descansar, pero donde lo puedas observar.

No dejes de ver

Referencias

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles