Seis características de un comunicador pasivo

Escrito por tamiya king | Traducido por tere colín
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Seis características de un comunicador pasivo
Las personas pasivas a veces aparentan indiferencia, lo cual es una señal de que tienen miedo de hablar o de disgustar a los demás. (Jupiterimages/Brand X Pictures/Getty Images)

Las personas con personalidades pasivas suelen parecer tranquilas y a veces despreocupadas. Aunque este comportamiento puede parecer inocente y algo inofensivo, las características pasivas pueden crear problemas en las relaciones personales, así como en el lugar de trabajo. Los individuos pasivos presentan ciertas características que hacen de su tipo de personalidad algo obvio; ser consciente de estas características puede ayudarte a modificar tu comportamiento, o a de ofrecer consejos apropiados a un ser querido o compañero de trabajo.

Otras personas están leyendo

Timidez

Los comunicadores pasivos son tímidos y no pueden hablar cuando una situación lo requiere. Por ejemplo, una madre con una personalidad pasiva no puede manejar el comportamiento desconsiderado de sus hijos y esposo cuando dejan sus platos sucios en el fregadero después de la cena o interrumpen su tiempo de lectura por la noche en busca de ayuda con un problema que no es urgente. En cambio, puede exhalar un suspiro de exasperación cuando los miembros de su familia están lejos de escucharla, o decir tímidamente algo como: "Estoy ocupada en este momento", una declaración que su familia probablemente ignorará. A las personas tímidas no les gusta llamar la atención sobre sí mismas y quieren hacer lo que sea necesario para parecer agradables.

Sensibilidad

La sensibilidad extrema es también un rasgo común en los comunicadores pasivos. Si un jefe dice algo ligeramente crítico a un empleado pasivo, como: "Necesito que hagas tu mejor esfuerzo para llegar al trabajo a tiempo", el empleado puede tomarse el comentario muy a pecho y experimentar tristeza extrema que no coincide con una leve reprimenda. En las relaciones personales, las personas con personalidades pasivas pueden llegar a ser heridos o a enojarse internamente si un miembro de la familia hace un comentario como: "Esos pantalones no se ven bien en ti". Dado que las personas pasivas no expresan sus verdaderos sentimientos de una manera directa, a veces están tristes cuando otros lo están y sienten que los demás están siendo demasiado críticos.

Conciencia de sí mismos

Las personas con un estilo de comunicación pasivo siempre son conscientes de cómo piensan que reaccionarán ante los demás. Esta es la razón por la que un sujeto pasivo no puede decirle a su jefe que un compañero de trabajo no se esforzó en un proyecto de la empresa. La autoconciencia es también la razón por la que muchas personas con personalidades pasivas no hablan de pedir lo que quieren en el trabajo o en las relaciones. Sienten como si sus necesidades y preferencias no fueran importantes y piensan que parecen tontos al hablar enfáticamente.

Disculpas excesivas

Los comunicadores pasivos menudo se disculpan por tener sentimientos u opiniones diferentes a los demás. Esto hace que las personas que viven y trabajan con la persona pasiva devalúen su opinión, o traten sus sentimientos como si no fueran una prioridad. Las personas pasivas odian ser asertivas o exhibir cualquier comportamiento que perciban como agresivo, algo que los hace sentir incómodos y como si estuvieran haciendo algo mal.

Demasiado confiados

Ser demasiado confiados en la conducción o los puntos de vista de otras personas es otro de los rasgos de un comunicador pasivo. Debido a que las personas con rasgos pasivos sienten que las opiniones de todos, menos las suyas, son valiosas, confiarán en lo que un cónyuge, amigo cercano o jefe les diga, sin tener en cuenta sus propios sentimientos. Esto a menudo lleva a la persona pasiva a desarrollar una falta de respeto o enojo hacia la persona que expresa su opinión o facilita un proyecto si la empresa va mal de alguna manera. Por supuesto, la persona pasiva nunca expresará esta ira, o puede hacerlo de una manera velada o indirecta.

Temor

Los comunicadores pasivos tienen miedo de que si expresan cómo se sienten, ofenderán o enojarán a otra persona. Los individuos con una personalidad pasiva sienten que todo el mundo tiene derecho a expresarse, pero por alguna razón ellos mismos no se otorgan ese derecho. Una persona pasiva con tendencias asustadizas también puede tener miedo de que otros la verán negativamente si no está de acuerdo con la decisión acerca del destino de la familia durante las vacaciones de verano, o con la opción de inversión financiera de su socio en los negocios. Esto puede conducir a más retraimiento y tristeza o ira interna.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles