Salud

Las seis clases de nutrientes

Escrito por kristenwalter | Traducido por paula santa cruz
Las seis clases de nutrientes

Los diferentes tipos de alimentos proveen diferentes nutrientes.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Cuando eliges los alimentos para una dieta saludable, es importante ver los nutrientes que necesita tu cuerpo y comprender cuáles son sun principales funciones. Nutriente se define como una sustancia química presente en los alimentos que ayuda a suministrar energía, materiales estructurales y reguladores al cuerpo a la vez que permiten su desarrollo y crecimiento a través de la generación de y reparación de los tejidos. Existen seis nutrientes esenciales que se dividen en dos subcategorías, macronutrientes y micronutrientes, en base a su composición y función,

Otras personas están leyendo

Minerales

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Los minerales son micronutrientes. Existen 16 clases, y éstos se dividen en dos categorías: minerales y oligoelementos. Los minerales son: sodio, potasio, cloro, calcio, fósforo, magnesio y azufre. Los oligoelementos son: hierro, zinc, selenio, molibdeno, yodo, cobre, magnesio, flúor y cromo. Su función principal es regular las funciones musculoesqueléticas y las transmisión en el sistema nervioso, pero también facilitar la coagulación sanguínea y ayudar a mantener el ritmo cardíaco normal.

Hidratos de carbono

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Los hidratos de carbono son macronutrientes proveedores de energía. Contienen aproximadamente 4 calorías por gramo y su función principal es proveer glucosa (azúcar) al cerebro. La USDA sugiere que para apoyar mejor la función cerebral, se deben consumir 130 gramos diarios de hidratos de carbono. Estos se dividen en dos tipos: simples y complejos. Los hidratos de carbono simples requieren poca energía para ser degradados y digeridos y se encuentran en las frutas; los complejos, requiere más energía para ser degradados y se encuentran en los cereales, los vegetales y los almidones.

Lípidos

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Los lípidos, o grasas, son otro tipo de nutriente proveedor de energía. Entre sus varias funciones, las grasas sirven para transportar y ayudar al cuerpo a absorber las vitaminas liposolubles A, D, E y K. La grasa también protege los órganos de las lesiones y ayuda a regular la temperatura corporal. Las células grasas almacenan el exceso de energía y son quemadas cuando el cuerpo ha agotado todas las fuentes de energía inmediata de los alimentos. Los lípidos pueden ser simples, derivados o compuestos, y cada uno de ellos es representado por una estructura química diferente. Las grasas tienen aproximadamente 9 calorías por gramo y deben constituir aproximadamente del 20 al 30 por ciento de la ingesta calórica diaria.

Proteínas

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Las proteínas son tal vez el nutriente más esencial para el crecimiento ya que son los principales componentes estructurales como así también constituyen el kit de reparación de los tejidos corporales. Además de ayudar al organismo a mantener el equilibrio de los líquidos, las proteínas conforman hormonas, anticuerpos y enzimas. También constituyen el último recurso, luego de los hidratos de carbono y los lípidos, como fuente de energía. Las proteínas también son los componentes estructurales del cabello, los músculos, los huesos, la sangre y las uñas. Tienen cerca de 4 calorías por gramo y se recomienda que entre el 10 y el 15 por ciento de las calorías diarias esté constituido por ellas. Existen abundantes fuentes de proteínas no animales para los vegetarianos.

Agua

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

El agua es conocida también como el nutriente "esencial". Es un macronutriente que principalmente tiene funciones regulatorias dentro del organismo. Regula la temperatura corporal, mantiene el volumen sanguíneo y, si bien no tiene funciones como proveedor de energía, es el principal conductor para el transporte de todas las formas de nutrientes y productos de desecho del organismo. Esta es la razón por la que es tan importante que cada día se consuman las 64 onzas (1,8 litros), u 8 vasos, de agua. El agua está presente prácticamente en cada rincón del cuerpo. La Prospección Geológica de los EEUU afirma que hasta el 60 por ciento del cuerpo humano está compuesto por agua: 70 por ciento del cerebro, 90 por ciento de los pulmones, 75 por ciento de los músculos, 22 por ciento de los huesos y 84 por ciento de la sangre.

Vitaminas

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Las vitaminas son un micronutriente que ayuda a utilizar otros nutrientes. Sus principales tares regulatorias son controlar el crecimiento, mantener los tejidos corporales y ayudar a liberar la energía que se almacena en los alimentos para que pueda ser utilizada por el cuerpo. Algunas vitaminas también están involucradas en la producción de glóbulos rojos y hormonas. Existen dos tipos de vitaminas, caracterizadas por su solubilidad, es decir si pueden disolverse en el cuerpo. Las vitaminas hidrosolubles (el complejo B y la vitamina C) se disuelven en agua y su exceso se elimina como desecho. Las vitaminas liposolubles (A, D, E y K) se almacenan en el cuerpo hasta que son necesarias, por lo que consumir más de lo que el cuerpo necesita puede ser dañino.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media