Las seis máquinas simples

Escrito por edwin thomas | Traducido por jorge escobar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Las seis máquinas simples
Las máquinas simples facilitan muchas tareas. (Visage/Stockbyte/Getty Images)

Las seis máquinas simples son un concepto elemental de la física mecánica. Cada una de estas máquinas, algunas con orígenes verdaderamente antiguos, es un medio básico para multiplicar la fuerza. Aunque el concepto es algo anticuado, aún ilustra bien los conceptos básicos de la mecánica, y prácticamente todas las máquinas usadas hoy en día son, en realidad, un conjunto de máquinas simples.

Otras personas están leyendo

Identificación

Una máquina simple es un dispositivo que cambia la dirección o la magnitud de la fuerza aplicada. El término se utiliza comúnmente para describir seis dispositivos ya conocidos en la física mecánica durante el Renacimiento. En teoría, todas las máquinas complicadas están compuestas por partes derivadas de las seis simples. Sin embargo, no se incluyeron todas las máquinas simples. La prensa hidráulica, por ejemplo, en sentido estricto es una máquina simple, pero no forma parte de las seis simples.

Tipos

Las seis máquinas simples son plano inclinado, palanca, polea, tornillo, cuña y rueda con eje. La palanca, polea y rueda funcionan por el equilibrio de torques (o torsión). Por ejemplo, una polea utiliza el movimiento de rotación para cambiar la dirección de la fuerza (torciéndola), dándole más eficacia. El plano, la cuña y el tornillo dependen de la resolución vectorial de las fuerzas. Un ejemplo sería el plano inclinado, donde se intercambia la cantidad de energía necesaria para levantar un objeto aumentando la distancia que debe recorrer.

Función

Lo que todas las máquinas simples tienen en común es que crean una ventaja mecánica. Todas pueden ser utilizadas para aumentar la fuerza de salida. Ninguno de estos dispositivos realmente crea energía, pero en cambio la transforma en direcciones más útiles.

Historia

La idea de la máquina simple comenzó con el famoso filósofo griego Arquímedes, quien descubrió que el principio de la ventaja mecánica se aplicaba en la palanca y también estudió el tornillo y la polea. Más tarde Herón de Alejandría agregó la cuña a la lista final de seis. Durante el renacimiento se estudiaron, el plano, la palanca, el tornillo, la polea y la rueda con eje. Fue Galileo quien volvió a agregar la cuña a la lista para formar las seis simples.

Consideraciones

Hay mucha controversia sobre si las seis máquinas simples siquiera son seis para empezar, además de no incluir los dispositivos hidráulicos. Por ejemplo, algunos científicos insisten en que la cuña es simplemente un plano inclinado móvil.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles