Cultura y ciencia

Seis de los mejores castigos en el aula

Escrito por goody clairenstein | Traducido por natalia pérez
Seis de los mejores castigos en el aula

Seis de los mejores castigo en el aula pueden ser útiles para desalentar el mal comportamiento.

Ableimages/Lifesize/Getty Images

El uso de castigos en el aula es un debate candentemente disputado. No está claro si es mejor el sistema de recompensas y castigos o un enfoque más sistemático en la disciplina para los alumnos y maestros. Para aquellos pocos estudiantes cuyos problemas de conducta persisten a pesar de los repetidos intentos de conversación y rehabilitación, sin embargo, seis castigos en el aula son altamente usados para comunicarles que ciertos comportamientos son inapropiados e inaceptables en ese lugar.

Otras personas están leyendo

Tiempo fuera

El tiempo fuera es una técnica disciplinaria que es más efectiva en aulas de primaria. Los niños mayores en general no responden tan bien a la muestra autoritaria de la orden del tiempo fuera. Ésta implica el uso de una silla ubicada al costado del aula. Cuando un maestro nota que un alumno se está comportando mal, el maestro simplemente dice: "Juan, tiempo fuera", y se espera que el alumno se mueve rápida y silenciosamente a esa silla, donde pasará algunos minutos reflexionando sobre sus acciones. El tiempo fuera es uno de los mejores castigos porque ayudar a mantener en claro los límites del comportamiento aceptable mientras protege la dignidad del alumno y la continuidad de la actividad de clase.

Tres strikes

El castigo de aula de los tres strikes supone darles a los alumnos tres advertencias verbales antes de que su castigo por mal comportamiento sea elevado a una autoridad superior, como el directo o el consejero académico. Un strike es dado por cada infracción de comportamiento de parte del estudiante; el maestro es responsable de llevar un conteo cuidadoso de qué estudiantes tiene cuántos strikes. El castigo de los tres strikes es uno de los mejores métodos disciplinarios en el aula. Muestra respeto por los estudiantes al darles más de una oportunidad de corregir su comportamiento antes de tomar acciones mayores.

Autoridad superior

Apelar a una autoridad superior, como el director o el consejero académico, es un efectivo castigo de aula. Comunica al estudiante que el mal comportamiento es inaceptable y garantiza la atención de las personas fuera del espacio del aula. Apelar a estas personas es algo que debe hacerse en casos de mal comportamiento constante de estudiantes que han demostrado falta de voluntad para cambiar, y que interrumpen las experiencias de aprendizaje de los demás. Introducir una autoridad superior a la situación quita al niño que se porta mal del aula y no debe ser usado como primera opción.

Suspensión en la escuela

Las suspensiones en la escuela son dictadas por el vicedirector, director u otro administrador escolar sobre quien recaigan las tareas disciplinarias. Cuando los alumnos reciben una suspensión en la escuela, deben permanecer en la oficina del director, lejos del aula y de sus compañeros. Completan su tarea a solas por el tiempo que dure el castigo, en general un día de escuela. Un estudio de 1984 descubrió que el apoyo académico y conductivo proporcionado a los alumnos durante las suspensiones en la escuela resultaron en mejoras de la propia imagen y disciplina.

Suspensión

La suspensión es un castigo de aula más tradicional dado a los alumnos que cometen serias violaciones a las leyes o códigos escolares. Una suspensión es una ausencia prolongada de la escuela impartida a los estudiantes, durante cuyo tiempo, dependiendo de la discreción de la administración escolar, el estudiantes tiene prohibido visitar los predios escolares o ingresar a otra escuela. Para alumnos con serios problemas de conducta, la suspensión garantiza tiempo y oportunidad de reflexión sobre las malas elecciones y acciones para que puedan regresar a la escuela con una actitud renovada y una mejor conciencia de si mismo.

Expulsión

La expulsión es el más serio de los castigos de aula y usualmente no puede ser dictado sin una audiencia con el alumno y la administración, durante la cual la expulsión es considerada como un castigo posible antes de que sea aplicado. Los alumnos que cometen serios crímenes pueden ser expulsados. Aquellos que son descubiertos con un arma en la escuela, que llevan drogas ilegales, alcohol o drogas recetadas sin una prescripción o que asaltan a un empleado del establecimiento pueden ser candidatos a la expulsión. Los alumnos apresados por un crimen también pueden ser expulsados. La expulsión quita a un alumno permanentemente del sistema escolar, y en algunos casos otros sistemas escolares se ven prohibidos de recibirlo aun si la familia se muda. Este es uno de los mejores métodos de castigo porque elimina en forma definitiva el comportamiento tóxico del mismo del ámbito escolar, y contribuye a un ambiente educativo más sano en el que otros estudiantes pueden aprender exitosamente.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media