Seis técnicas para controlar los conflictos intrapersonales

Escrito por erika sanders | Traducido por lucia deoscar
Seis técnicas para controlar los conflictos intrapersonales

Las cargas de trabajo excesivas pueden provocar reacciones que conducen a un conflicto intrapersonal en los empleados.

David Woolley/Photodisc/Getty Images

El conflicto intrapersonal se refiere a la capacidad de un individuo de relacionarse y entenderse a sí mismo, sobre todo en situaciones de alto estrés. Los conflictos intrapersonales se desarrollan dentro de una persona cuando ésta se siente incapaz de manejar una situación difícil y tiene conductas que parecerían ser motivadas por la ira y que pueden ser perjudiciales tanto para la familia como para los compañeros de trabajo. El conflicto intrapersonal es diferente del conflicto interpersonal, que es el conflicto que surge entre dos personas.

Otras personas están leyendo

Entrenamiento o terapia

David Woolley/Photodisc/Getty Images

En un ambiente laboral, los gerentes pueden organizar sesiones de entrenamiento para aquellos empleados que se sienten inhibidos en su rendimiento laboral debido al conflicto intrapersonal. Los entrenadores ayudan a los empleados a identificar los factores desencadenantes de sus respuestas internas a ciertas situaciones para que puedan luego poner en práctica respuestas nuevas y más eficaces. En el ámbito personal o familiar, las personas pueden buscar a un terapeuta que los ayude a identificar las conductas de conflicto intrapersonal y a instituir cambios saludables.

Control del estrés

David Woolley/Photodisc/Getty Images

Los individuos necesitan cultivar hábitos eficaces de auto-cuidado que les ayuden a hacer frente al estrés, ya sea en el trabajo o en casa. En el trabajo, es aconsejable que la persona encuentre un colega de confianza con quien pueda hablar abiertamente acerca de las situaciones estresantes y que le pueda ayudar a generar soluciones efectivas para el manejo del estrés. En casa, el estrés puede ser mejor manejado en tanto la persona aprenda a comunicarse con su cónyuge y sus hijos con mayor eficacia y sea capaz de expresar claramente las necesidades y sentimientos y, por otro lado, con las actividades de cultivo, como el ejercicio, que ayudan a controlar el estrés.

Identifíca los factores desencadenantes

David Woolley/Photodisc/Getty Images

Los factores desencadenantes son todos aquellos eventos del pasado de una persona que todavía impactan directamente en cómo se ve y se ocupa de su vida actual. En situaciones de estrés, los factores desencadenantes pueden ser activados. Esto puede resultar, por ejemplo, en un empleado normalmente calmado y racional que arremete con furia cuando se anuncia un cambio inesperado en la organización. Los gerentes efectivos reconocen cuándo un empleado podría estar comportándose mal, no por falta de respeto hacia su trabajo, sino debido a los factores desencadenantes emocionales que interactúan con el estrés laboral. El método más eficaz es hablar con el empleado directamente y ver si el coaching puede ser útil. A veces, un empleado sólo tiene que tener la oportunidad de expresar sus temores o preocupaciones en un ambiente en el que se sienta seguro. A medida que los individuos se vuelven más conscientes de sus disparadores personales, están en mejores condiciones para manejarlos.

Practicar nuevas actividades

El conflicto intrapersonal a menudo se debe a experiencias traumáticas. Aprendemos a temerle a los conflictos desde niños y seguimos temiéndoles de adultos. Hemos tenido malas experiencias con los cambios repentinos y por ello nos resistimos a cualquier nuevo cambio que se nos presente. Una vez que los disparadores emocionales han sido identificados, es hora de que la persona aprenda y practique nuevas formas de lidiar con el estrés, el cambio y el miedo. Un entrenador o terapeuta puede sugerir nuevas actividades, tales como la forma de expresar nuestras emociones con calma y claridad, las técnicas de meditación que ayudan con la ira, el miedo y el estrés, o bien escribir acerca de nuestras emociones en un diario para entenderlas mejor.

Hacer un cambio

David Woolley/Photodisc/Getty Images

Si el entorno de trabajo normalmente expone a la persona al estrés, al cambio repentino e inesperado, a expectativas o asignaciones de trabajo poco claras y a una retroalimentación constructiva mínima, puede tener que considerar un cambio de trabajo. Los gerentes pueden reducir al mínimo el volumen de trabajo provocado por un conflicto intrapersonal, centrándose en estrategias de comunicación eficaces, proporcionando una dirección clara y abordando a los empleados de manera individual cuando parecen estar desproporcionadamente afectados por el estrés laboral.

El papel de los valores y la ética

David Woolley/Photodisc/Getty Images

Los conflictos intrapersonales también puede ser activados cuando la situación de un individuo se encuentra en conflicto con sus valores personales y la ética. Los empleados que no están de acuerdo con los valores o la ética de la empresa son más propensos a experimentar problemas de conflictos intrapersonales. Los gerentes deben examinar a los posibles nuevos empleados para ver cómo los valores y la ética de la empresa se alinean o no con el propio empleado. Esto ayudará a minimizar los conflictos en el futuro al darle al empleado una evaluación justa de la cultura de trabajo a la que se está uniendo.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media