Cómo sellar el tanque de combustible de una motocicleta

Escrito por chris stevenson | Traducido por martín giovana
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo sellar el tanque de combustible de una motocicleta
Un sellador de tanque en tu motocicleta extenderá su vida útil. (motorcycle image by Goran Bogicevic from Fotolia.com)

Los tanques de combustible de una motocicleta se pueden debilitar con el tiempo o sufrir un impacto dando lugar a pequeñas fugas molestas. La condensación de agua se acumula en los tanques, provocando la oxidación y la proliferación de moho. Éstos pueden ser costosos de reemplazar, en particular en motocicletas exóticas. Para proteger los tanques del deterioro interior, han sido diseñado algunos conjuntos de sellado para cubrir y reforzar el interior del mismo, formando una barrera impenetrable contra los contaminantes mientras sellan las fugas. Las autoridades competentes del hazlo tu mismo hacen que una persona pueda realizar este procedimiento para extender la vida útil de una motocicleta.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Gato hidráulico
  • Topes para gato
  • Asistente
  • Conjunto de tubos
  • Conjunto de llaves
  • Destornilladores
  • Llaves para lineas de combustibles
  • Bolsas plásticas
  • Bandas elásticas
  • Ácido muriático
  • Tornillos clasificados (repuesto)
  • Tubo plástico (certificado)
  • Sellador de tanque de combustible
  • bandeja de drenaje
  • Gasolina

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Eleva la motocicleta sobre su caballete de utilidad y colócale la marcha. Retira la manguera de combustible de entrada al tanque de con un destornillador y gira la válvula del grifo de combustible a la posición de drenaje. Vacía el tanque en un contenedor certificado, asegurándote de que la tapa del tanque de se haya quitado. Localiza y retira los tornillos de montaje del tanque de gas con la llave de tubo correcta.

  2. 2

    Desconecta cualquier cable que conduzca a un marcador de combustible insertado en el tanque, en caso de que lo tenga. Extrae el tanque del cuadro y drena el combustible residual en un recipiente certificado. Coloca el tanque sobre un banco de trabajo. Tapa la entrada de combustible con un tornillo de repuesto o una envoltura de plástico con orificio de entrada libre con algunas bandas de goma. Mezcla una solución de agua y ácido muriático en proporciones iguales para llenar una vieja jarra de plástico con aproximadamente un litro de ácido y agua.

  3. 3

    Tira un puñado de tornillos de repuesto en de la entrada del tanque y vierte la solución de ácido muriático y agua en el tanque. Vuelve a colocar la tapa del tanque y agítalo vigorosamente a mano durante unos cinco minutos. Mueve el tanque de lado a lado y de arriba a abajo para que los tornillos y el ácido froten el interior del tanque. Retira el tapón del depósito y vacía el contenido en un recipiente certificado. Retira todos los tornillos sacudiendo el tanque. Vierte otra solución igual de ácido muriático y agua en el tanque. Agita nuevamente. Luego drénalo.

  4. 4

    Coloca el tanque boca abajo y deja que se ventile por no más de no más de 20 minutos. Lee las instrucciones en tu conjunto de sellado de tanque. Vierte la cantidad prescrita de sellador de tanque en tu tanque y vuelve a colocar el tapón del mismo. Mueve el tanque a mano en todos los ángulos, dejando que la capa de compuesto sellador se adhiera a todas las superficies interiores del tanque. Retira la tapa y deja que el exceso de sellador se drene en un recipiente certificado. Deja que se ventile de acuerdo con las instrucciones para que el sellador se seque y selle.

  5. 5

    Retira la bolsa de plástico de la entrada del tanque de combustible. Cierra la válvula de gasolina. Coloca el tanque nuevamente en el marco de la motocicleta e inserta los tornillos de montaje a mano. Aprieta con la llave adecuada. Conecta el cable del indicador de combustible, si lo has desconectado. Vuelve a conectar la manguera de combustible a la entrada del tanque y aprieta la abrazadera de la misma con un destornillador plano. Llena el tanque con combustible y coloca la tapa. Arranca el motor y comprueba que no haya fugas.

Consejos y advertencias

  • El ácido muriático puede quemar la piel y causar irritación en los pulmones. Usa guantes y una máscara de partículas si eres sensible a los productos químicos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles