Un fin de semana en el Parque Nacional Denali

Escrito por teo spengler | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Un fin de semana en el Parque Nacional Denali
El Monte McKinley, llamado Denali por los atabascanos, es el pico más alto del continente. (RONSAN4D/iStock/Getty Images)

Nada te prepara para Denali: una zona silvestre, una maravilla. No se trata solamente del asombroso Monte McKinley, que se eleva unos 20,332 pies (6.194 m) de altura sobre la estratosfera de Alaska; es el conjunto formado por los 6 millones de acres (2,4 millones de ha) de bosques de la taiga, la tundra alpina y los picos nevados, las águilas doradas que rondan por los pasos de montaña, las ovejas Dall que elevan sus cuernos enroscados en los acantilados rocosos, los osos pardos y sus crías cortando árboles a lo largo de una cinta de carretera que atraviesa este vasto reino, que aún permanece al margen de las manos humanas.

El Parque Nacional Denali tiene un Centro de Visitantes y campings como los otros parques pero la decisión de la administración de no permitir el acceso en automóviles lo hace diferente. Hay solo una carretera angosta que lleva al parque y los vehículos particulares están en gran medida prohibidos. La idea es permitirte experimentar el mundo natural, sin seres humanos. El mundo del lobo y del caribú, del oso y el conejo, del alce y del somorgujo, una oportunidad que no encontrarás en ningún otro lugar del planeta.

Otras personas están leyendo

Cuándo viajar

Cuando te diriges a Denali, el momento en el que viajas es crucial. Sin importar si visitas el parque o no, se trata de Alaska por lo que el verano y el invierno difieren dramáticamente. La mayoría de los visitantes acuden en verano (desde mayo hasta principios de setiembre) cuando la tierra es cálida y acogedora, la vida silvestre abunda y la carretera al Parque Denali está abierta para los servicios de transporte y para los autobuses de turismo. Si piensas andar en bicicleta, escalar las montañas o viajar con mochila, el verano es la mejor estación. Los viajes en la primavera y en otoño son encantadores, pero están llenos de riesgos; tal vez obtienes días frescos y soleados pero también existe la posibilidad de que encuentres el parque cubierto de una cantidad de nieve que te llega hasta las rodillas. Durante el largo invierno el hielo cubre los caminos y la taiga se convierte en una maravilla blanca de nieve acumulada. El camping Riley Creek permanece abierto durante todo el año y es gratuito en el invierno, ya que los vehículos de nieve y los esquíes vienen por su cuenta.

Un fin de semana en el Parque Nacional Denali
Los osos pardos se dirigen a hibernar en otoño. (RONSAN4D/iStock/Getty Images)

Cómo llegar

Denali se encuentra entre dos grandes ciudades de Alaska, Anchorage y Fairbanks y si viajas desde los "48 inferiores" o los Estados Unidos continentales, puedes tomar un vuelo comercial hacia cualquiera de las dos. El parque está situado a unas 240 millas (386 km) al norte de Anchorage y a la mitad de esa distancia de Fairbanks, a lo largo de la Ruta de Alaska 3 (la Autopista George Parks). Si tienes un poco más de tiempo, viajar en el ferrocarril estatal de Alaska, que resopla a lo largo de su camino escénico desde el Sur hasta Alaska central es una maravilla. Podrás descender justo frente a la entrada del parque Denali. En el verano, una multitud de autobuses y servicios de transporte también te llevarán a Denali desde Anchorage y Fairbanks.

Un fin de semana en el Parque Nacional Denali
Si tomas el tren hacia Denali, tu aventura comenzará antes. (Susan Godfrey/iStock/Getty Images)

El panorama general

Piensa en el Parque Nacional Denali como un área silvestre accesible y en el autobús que te transporta al parque como una habitación con vista. Es poco probable que te pierdas en la infraestructura vial; Denali tiene una entrada (donde encontrarás el centro de visitantes) y un camino, el Camino del Parque Denali de 92 millas (148 km) de largo. Los vehículos particulares solo están permitidos en las 15 millas (24 km) de camino pavimentado que va desde la entrada del parque hasta el puente del Río Savage. Podrás viajar más allá de ese punto en bicicleta, a pie o tomando uno de los autobuses o servicios de transporte del parque, que recorren el camino de tierra en verano, deteniéndose para que puedas apreciar las vistas de la vida silvestre y del misterioso Monte McKinley. Este es un viaje fabuloso a lo largo de los valles alpinos y los pasos de montaña. Si utilizas un servicio de transporte, podrás bajarte en cualquier parada del camino para hacer una caminata y luego tomar otro vehículo de regreso; los autobuses turísticos ofrecen menos flexibilidad pero tendrás el beneficio de contar con un guía naturalista a bordo, que narrará el viaje.

Un fin de semana en el Parque Nacional Denali
Tanto los servicios de transporte como los autobuses turísticos se detienen para que puedas tomar forografías cuando es posible divisar la montaña. (lz77/iStock/Getty Images)

Dónde alojarte

Si solo estarás tres días en Denali, deberías quedarte en el parque. Los campistas pueden escoger entre seis campings en el verano, de los cuales tres permiten caravanas o casas rodantes. El parque no ofrece posadas u hoteles dentro de sus límites pero existen algunos alojamientos en islas de propiedad privada que se encuentran en el interior de Denali. Todas son cabañas que se encuentran en áreas silvestres, aisladas, en el extremo del Camino del Parque Denali e incluyen la costosa y lujosa posada Camp Denali and North Face Lodge y el Kantishna Roadhouse (piensa en un resort todo incluido, como masajes, naturalistas que residen en el lugar y finos restaurantes), así como la más modesta Denali Backcountry Lodge. También puedes irte de excursión en casi cualquier lugar del parque, solo debes solicitar tu permiso personalmente, no más de 24 horas antes de dejar el lugar.

Un fin de semana en el Parque Nacional Denali
El camping en Wonder Lake ofrece una hermosa vista al Monte MCKinley. (kcbphotobooks/iStock/Getty Images)

Día uno: Tour Kantishna

Comienza tu fin de semana en Denali en manos expertas: Regístrate para realizar un tour que dura todo el día, llamado Kantishna Experience, que te llevará hasta el final del camino del parque. Si, es mucho tiempo para permanecer en un autobús pero es un viaje emocionante y asombroso, narrado por naturalistas experimentados y hay muchas paradas a lo largo del camino. Podrás ver la vida silvestre, contemplar vistas inolvidables y, con suerte, observar el elusivo Monte McKinley en el camino, pero como la montaña a menudo se encuentra oculta por una capa de nubes debes tener tu cámara lista. El tour atraviesa gloriosos pasos de montaña como el Paso Polychrome e incluye paradas en el Río Toklat y en el Lago Wonder. Los alimentos y las bebidas están incluidos.

Un fin de semana en el Parque Nacional Denali
Busca alces en el Lago Wonder en Denali. (Purestock/Purestock/Getty Images)

Día dos: Una caminata en las regiones remotas

Escoge lo que más te gusta. Ningún viaje a Denali estaría completo sin una caminata y puedes escoger algo que se adapte a tu nivel de comodidad. La mayoría de los senderos establecidos comienzan cerca de la entrada del parque y ofrecen opciones de senderismo sencillas a moderadas. Los guardaparques guían las caminatas en el verano, pero puedes salir por tu cuenta si imprimes la información sobre el sendero, que podrás hallar en el sitio web del parque, o si consultas un mapa interactivo del mismo. Otra posibilidad es tomar un autobús hasta el Centro de Visitantes Eielson o hacia el Lago Wonder para hallar diferentes secciones del camino. También puedes caminar fuera de los senderos establecidos, pero recuerda que el parque tiene casi el mismo tamaño de Massachussetts, por lo que debes investigar el terreno con antelación y hacer la caminata con, al menos, otra persona. Por la tarde, podrás disfrutar de Denali a vista de pájaro, registrándote para un vuelo panorámico en un pequeño avión o en un helicóptero

Un fin de semana en el Parque Nacional Denali
Una oveja Dall deja de comer para olfatear el aire. (RichardSeeley/iStock/Getty Images)

Día Tres: Trineos de perros, ciclismo y más

Después del desayuno, camina o toma un transporte gratuito desde el Centro de Visitantes hasta las perreras de los perros de los trineos para conocer y acariciar a estos animales. Los guardabosques ofrecen demostraciones en trineos guiados por perros tres veces al día durante el verano y es una gran oportunidad para hacerles preguntas o para ver a estos animales en acción. Luego, empaca el almuerzo, renta una bicicleta y pedalea a lo largo de las 15 millas (24 km) de camino asfaltado hacia la zona del Río Savage para hacer un picnic. Las bicicletas están permitidas en los caminos del parque y en los senderos especialmente diseñados para ellas, pero no en los senderos de caminatas. Después de cenar, asiste a las charlas en el Centro de aprendizaje y ciencia Murie, donde los científicos visitantes y los naturalistas hablan sobre Denali y su vida silvestre.

Un fin de semana en el Parque Nacional Denali
En invierno, los trineos tirados por perros ayudan a patrullar el parque. (RONSAN4D/iStock/Getty Images)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles