Señales de que el bebé ha bajado a la pelvis

Escrito por sarah lipoff | Traducido por barbara obregon
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Señales de que el bebé ha bajado a la pelvis
Al descender en la pelvis, tu bebé se está preparando para nacer. (placa de rayos x image by Fernando Roman from Fotolia.com)

Hacia el final del embarazo, muchas mujeres se sienten cansadas, abrumadas con la idea de nacimiento y frenéticamente alistan la habitación del bebé. Durante las últimas semanas, el bebé baja a la pelvis, lo que muchas veces se conoce como "aclaramiento". Esto es una señal de se está moviendo a su posición y se prepara para el nacimiento. Algunas mujeres saben exactamente cuándo el bebé ha descendido, mientras que otras no sienten o notan algún cambio o diferencia en la forma de su cuerpo.

Otras personas están leyendo

Respirando más fácilmente después del aclaramiento

Al final del embarazo, el bebé ha crecido significativamente y está presionando muchos los órganos vitales de la mujer, incluyendo la caja torácica, por lo que es extremadamente difícil respirar, en este punto algunas mujeres sienten que no pueden recuperar el aliento. Givingbirthnaturally.com hace referencia al término "encajamiento", indicando que el bebé ha bajado por debajo de la caja torácica, y da un alivio a la presión y permite una respiración más profunda y de más fácil expansión.

Micción frecuente

Ann Linden, una enfermera-partera certificada por BabyCenter.com, encuentra que muchas mujeres tienen que orinar con frecuencia después de que el bebé ha bajado debido a una mayor presión sobre la vejiga. El bebé está ocupando más espacio en la pelvis, y provoca que la madre se sienta incómoda al caminar. Linden dice que es imposible determinar cuándo un bebé va a bajar porque cada embarazo es único y no todas las mujeres tienen los mismos síntomas.

El espacio del bebé en el útero

El posicionamiento de tu bebé cambia cuando desciende a la pelvis, y epigee.com nos dice que, durante el encajamiento, el bebé gira como preparación para el parto. Se está colocando en una posición boca abajo y se está preparando para la vida fuera del útero. Habrá un espacio entre los pechos y el abdomen una vez que el bebé haya bajado dentro de la pelvis.

Presión en los intestinos

Cuando un bebé baja a la pelvis y se aleja de la caja torácica, la cabeza está apoyada contra el suelo de la pelvis, poniendo presión adicional en los intestinos. Givingbirthnaturally.com menciona que esto podría hacer que algunas mujeres sientan que el bebé va a caer o pueden sentir que necesitan vaciar sus intestinos. Sentir esa presión extra es otra señal de que el bebé está encajado.

Acidez y hemorroides

Linden explica que, con el descenso, la respiración se hace más fácil, y puede haber alivio de la acidez estomacal. Esto permite que las mujeres coman más, y sientan menos presión sobre su estómago, lo que facilita la digestión. Epigee.com afirma que después de que un bebé ha bajado en la pelvis, las mujeres pueden notar las hemorroides. Una mujer también puede experimentar estreñimiento y aumento de la hinchazón de los pies y los tobillos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles