Señales de falla en el turbo

Escrito por wesley tucker | Traducido por sebastian castro
Señales de falla en el turbo

Cuando los turbos fallan, el rendimiento del motor sufre inmediatamente.

turbine image by Kai Koehler from Fotolia.com

Los turbos (abreviación para turbocargadores) están unidos a los motores de gasolina o diésel para mejorar el rendimiento. El turbo es un compresor utilizado para inyectar más aire en cada pistón del que podría entrar por la simple presión atmosférica. El turbo tiene dos juegos de hojas giratorias conectadas a un eje. Un juego de hojas está colocado en el escape y la otra en el colector de la toma de aire. Los gases del escape mueven las hojas para potenciar la acción de compresión producida con el segundo juego de hojas. Los turbos giran a miles de revoluciones por minuto y pueden fallar por muchas razones.

Otras personas están leyendo

Escape azul

Cuando un motor comienza a producir gases de escape azules (en realidad es un tono azulado en un humo de escape blanco) significa que el motor está quemando demasiado aceite lubricante y si el turbo falla, el aceite ingresa en la toma de aire. En ese caso el aceite entrará al cilindro donde se quemará junto al combustible y cambiará el color de las emisiones y también el olor. Los turbos fallan cuando el asiento del rodamiento del eje se detiene o simplemente se desgasta con el tiempo y el uso. Un asiento fallido permitirá que se filtre aceite y puede indicar problemas serios de turbo.

Rendimiento pobre

Muchas máquinas (autos, camiones, equipos pesados, aviones de propulsión, etc.) equipados con motores turbo cargados, tendrán un calibre que indica la presión del turbo. Si ésta comienza a disminuir, el turbo está funcionando mal. Ya sea el eje del turbo, el compresor o las hojas de dirección lo que esté dañado, se verá en el calibre, pero cuando la presión del turbo se reduce, el flujo de aire que pasa a través del turbo es restringida. El indicador de presión del turbo también puede mostrar una obstrucción o una filtración en el flujo de la toma de aire. Cualquiera que sea la causa, sin embargo, el turbo no está rindiendo a su máxima potencia y requerirá mantenimiento.

Aceleración lenta

Los turbos operan fuera de los gases de escape del motor. Para que el turbo comprima el aire tiene que haber primero una emanación de escape que active las hojas del compresor. A esto se lo conoce comúnmente como un retraso de turbo: esperando a que el compresor inyecte el aire comprimido en los cilindros y experimentando el rendimiento resultante. Si el retraso en la aceleración crece cada vez más y más, sin embargo, puede indicar problemas con el turbo. Si las hojas no giran en absoluto, puede llevar a una interferencia en el motor: en lugar de optimizar el rendimiento, el turbo inhibe el flujo de aire hacia los cilindros. La curva de aceleración se volverá más larga, ya que las hojas del turbo rotarán cada vez más lento. Mientras esto sucede, la compresión será cada vez menor y resultará en una disminución notable del rendimiento.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media