Señales de rótulas gastadas en tu automóvil

8
Ha sido de ayuda

La suspensión delantera de un auto se mantiene unida por una rótula, la cual actúa de una manera similar a las articulaciones de tipo rótula que se encuentran en el cuerpo humano (por ejemplo, del hombro o rodilla). Las rótulas unen las juntas de la dirección de la suspensión a los brazos de control, permitiendo que la rueda y la suspensión giren y se muevan a medida que el auto lo hace. Las rótulas pueden causar varios problemas importantes en el auto si se dañan.

Hands on the steering wheel. image by nikkiphoto from Fotolia.com

Otras personas están leyendo

Neumáticos gastados

Un síntoma común de rótulas desgastadas es el desgaste desigual de los neumáticos. Esto ocurre cuando la suspensión y las ruedas no están alineadas, lo que hace que los neumáticos no deslicen de forma correcta por la carretera. En lugar de que el peso de los neumáticos esté centrado en el medio de la cubierta, los neumáticos se gastan en los bordes o, posiblemente, en el centro. Esto es claramente visible porque la banda se desgasta a una velocidad mayor en ciertos puntos de la cubierta en comparación a otros. En algunos casos, los neumáticos se desgastan hasta el punto que el tejido se hace visible. El patrón más común de desgaste de los neumáticos asociado a una rótula defectuosa es el desgaste de la comba. Éste es el desgaste específico de un lado del neumático debido a las desigualdades en la suspensión.

Dirección

Una de las condiciones más peligrosas que podrían ocurrir por rótulas gastadas son los problemas con la dirección. Si una articulación de rótula está desgastada o dañada, no permitirá que el mecanismo de la dirección gire las ruedas de forma fluida en respuesta al volante. Esto puede dificultar la dirección y hacer que sea peligroso manejar el vehículo, especialmente si el conductor tiene que tomar de repente medidas evasivas. Una rótula desgastada puede hacer que la dirección se sienta demasiado floja o demasiado dura dependiendo de cómo se esté usando la rótula. Si la rótula y la cavidad se gastan por igual, la rótula se hará más pequeña mientras que el tamaño de la cavidad se incrementa. Esto aumentará la tolerancia en la articulación y creará la sensación de que la dirección está suelta o floja. Sin embargo, una rótula gastada puede reducir el radio de giro, por eso es difícil dar la vuelta con el auto de forma rápida y se siente como si se estuviera perdiendo la dirección asistida.

Ruidos

Una rótula emitirá ruidos fuertes a medida que comienza a gastarse. Estos ruidos pueden comenzar como pequeños chasquidos que se sienten en el volante pero que aumentan gradualmente a fuertes golpes y sonidos sordos al empeorar el daño en la misma. El ruido puede notarse especialmente cuando el peso del auto se desplaza hacia y desde la rueda con la rótula dañada, por ejemplo, cuando el auto pasa por un bache.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente