DESCUBRIR
×

Dos sencillas formas de obtener rosas sin semillas

http://www.amateurgardening.com/top-tips/roses-top-tips/taking-rose-cuttings-4503

Introducción

Las rosas son las flores más populares del mundo. Tener tu propio cultivo de rosas tiene sus ventajas. En primer lugar se ven lindas en donde sea que las pongas, jardín, balcón, patio o terraza. Además adornan cualquier ambiente de la casa. Y en segundo lugar, siempre tendrás a mano un buen regalo para alguien especial. Así que decidimos enseñarte 2 sencillos métodos para plantar rosas sin semillas.

amateurgardening.com

Método 1

Cava una zanja de aproximadamente unos 15 cm de profundidad, que tenga un lado vertical en la parte del jardín que reciba sombra durante el momento más caluroso del día. Échale un poco de arena en el fondo, que no superen los 4 cm. Luego elige un tallo de la rosa que quieres propagar (que sea grueso como un lápiz). Debe ser totalmente liso y maduro, es decir que puedes quebrar la madera sin problemas. No debe ser muy viejo, tiene que ser de una cosecha reciente.

amateurgardening.com

Método 1

Cada tallo que elijas debe tener aproximadamente 23 cm de largo. El corte debes hacerlo justo después de germinar en la base. Retira las espinas de la mitad inferior y todas las hojas. Puedes dejar las hojas de la parte superior.

amateurgardening.com/

Método 1

Introduce cada tallo hasta que quede enterrado en dos tercios. Asegúrate de que su base esté dentro de la arena. Tapa la base con arena, de modo que el aire quede afuera. Cada tallo debe tener una distancia de 15 cm con el otro. Reemplaza la tierra en la zanja y afírmala en su lugar. Al hacer esto ten mucho cuidado en no dañar los tallos. En el verano, manténlos con agua. Un mes antes del invierno deberá haber crecido bien y estarán listas para ser transplantadas.

amateurgardening.com

Método 2

Con esta opción no necesitarás ni tierra ni arena. Haz los mismos cortes de 23 cm que se detallan en el primer método. Toma un destornillador y haz un orificio en la papa de 5 a 7 cm de profundidad. Luego introduce los tallos en los orificios de la papa. Se cree que la humedad y nutrientes de la papa favorece al crecimiento de raíces en el tallo, pero si lo deseas puedes colocar fertilizante en el tallo antes de introducirlo en la papa. Por último, debes colocar la papa sobre una superficie de tierra o maceta y mantener el suelo circundante húmedo pero con buen drenaje.