Cómo separar cierres atascados

Escrito por david hill
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo separar cierres atascados
(Zipper image by Gudellaphoto from Fotolia.com)

Los cierres pueden encontrarse en muchas cosas usadas hoy en día tales como mochilas, suéteres y chaquetas. Estos dispositivos son convenientes para usar pero por lo general se quedan atascados y pueden ser frustrantes. Las cremalleras usualmente se quedan atascadas porque hay algo atrapado en su mecanismo o sus dientes no encajan entre sí de manera adecuada. Algunas veces es posible recuperar un cierre con sólo probar hasta que encaje. Otras veces, pereciera que está totalmente atascado y no se mueve; en este caso es cuando debes usar ciertas técnicas que te ayuden a destrabarlo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una barra de jabón
  • Jabón líquido
  • Cera de una vela
  • Aceite para cocinar
  • WD-40
  • Pinzas

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Determina por qué el cierre está atascado. Chequea alrededor del tirador de la cremallera y del área en donde los dientes se engranan para ver si hay algo que está trabando el mecanismo. Si no encuentras nada, entonces el problema probablemente no esté en donde se enlazan los dientes.

  2. 2

    Intenta remover cualquier objeto atascado si éste es el problema encontrado. Suavemente retira el objeto con las pinzas mientras tiras el cierre hacia el lado opuesto. No tires demasiado fuerte si lo que está atascado no se mueve o puedes correr el riesgo de empeorar el problema. Usando mucha fuerza también puedes romper el cierre.

  3. 3

    Aplica lubricante a la cremallera si los dientes están trabados o no encajan de manera correcta. Usa una barra de jabón, jabón líquido, cera de una vela, algo de aceite para cocinar, un poco de WD-40 o un lubricante similar en los dientes. El WD-40 puede funcionar bien con los cierres exteriores cuando se han oxidado. Trabaja lentamente y trata con tranquilidad de que los dientes vuelvan a su lugar en vez de forzarlos.

  4. 4

    Determina si este problema puede repetirse. Examina el cierre para ver si existe algún área en particular que pueda causar problemas. Busca dientes doblados, áreas oxidadas o pedazos de tela cerca a la cremallera que puedan haber quedado trabadas. Lubrícalo bien y llévalo hacia arriba y hacia abajo varias veces para asegurarte de que se mueve suavemente. Prueba retirar las pedazos de tela que puedan haber quedado trabados.

Consejos y advertencias

  • Si no tienes ningún tipo de lubricante, puedes utilizar una barra de bálsamo para labios para lubricar el cierre.
  • Considera pedir ayuda en una tintorería si el problema persiste.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles