Cómo separar las funciones de gerente general y presidente

Escrito por gilbert manda | Traducido por maría j. caballero
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo separar las funciones de gerente general y presidente
Un gerente general que no es miembro de la junta funciona para impresionar a la junta. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Los puestos de trabajo de presidente y gerente general son muy diferentes pero complementarios. Cuando las dos posiciones están separadas, el gerente general es responsable ante el Consejo, encabezado por el presidente. Los partidarios de la separación argumentan que este modelo de gobierno corporativo fomenta la transparencia y la rendición de cuentas. Una junta dirigida por un presidente no ejecutivo funciona para asegurar los procedimientos contables adecuados, por ejemplo, de acuerdo con la ley. Existen otras razones creíbles basadas en las circunstancias específicas de las empresas para separar los dos roles.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Comienza separando los roles de gerente general y presidente lentamente, deliberadamente y con criterio. Dividir los papeles es más complicado que simplemente nombrar a dos individuos diferentes para asumir los títulos o que el actual presidente-gerente general ceda una posición. Planifica un proceso que debe llevar algunos años durante los cuales las personas que van a ocupar los dos puestos puedan interactuar uno con el otro.

  2. 2

    Identifica a los miembros del consejo que deben liderar el proceso de separar las dos funciones, establece la forma más adecuada y el período de separación. Define las funciones apropiadas del gerente general y del presidente. La ambigüedad puede dar lugar a confusión entre los dos papeles, lo que resulta en una mala relación de trabajo, especialmente si las dos funciones se superponen y crean conflictos. Cuando eso ocurre, afecta el rendimiento de la empresa.

  3. 3

    Designa a una persona adecuada para cada puesto. La junta tiene la responsabilidad del éxito del proceso y por lo tanto, debe liderar. Deja que los miembros independientes del consejo lideren la transición. Los miembros ejecutivos de la junta deben recusarse para asegurar objetividad al nombrar a las personas para los roles. Por el contrario, los miembros independientes deben ejercer la autonomía del incumbente presidente-gerente general, especialmente si la persona quiere mantener una posición.

  4. 4

    Designa caras nuevas para ocupar las dos funciones, si es posible, en lugar de limitarte a dejar que el actual titular de la doble función ceda un solo título. La experiencia demuestra que cuando el presidente-gerente general sólo renuncia al papel del director ejecutivo, la transición no es factible. El presidente a menudo interfiere con el trabajo del gerente general. Además, si el presidente-gerente general cede la presidencia, los ejecutivos se confunden sobre en dónde colocar su lealtad. Elimina estos problemas mediante el nombramiento de nuevos individuos para los roles.

  5. 5

    Dale tiempo y apoyo al nuevo presidente y al nuevo gerente general para fomentar una relación productiva poco después de su nombramiento permitiéndoles interactuar. Déjalos construir la confianza y allanar las diferencias durante la transición. Además, deja que toda la junta se involucre totalmente en las etapas posteriores del proceso para construir una relación con el nuevo presidente y el nuevo gerente general y presten apoyo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles