Siempre tengo hambre y no puedo parar de comer

Escrito por heather rutherford | Traducido por andrea galdames
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Siempre tengo hambre y no puedo parar de comer
El exceso en las comidas puede estar conectado a una fluctuación hormonal. (Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images)

La molesta sensación de hambre constante puede ser frustrante cuando estás tratando de mantener un peso saludable. Si bien la sensación de estar siempre hambriento y la incapacidad de dejar de comer no es necesariamente algo crónico, el aumento del apetito puede apuntar a una serie de enfermedades. Si crees que puedes tener cualquiera de estas condiciones, es importante que visites a tu médico de inmediato para comenzar un régimen.

Otras personas están leyendo

Diabetes

La diabetes mellitus es un conjunto de enfermedades que afecta a la forma en que el cuerpo utiliza el azúcar en la sangre. La diabetes avanzada puede resultar en ceguera, pérdida de extremidades e incluso la muerte. El hambre excesiva es un síntoma de tipo 1 y de diabetes tipo 2 que puede ocurrir en cualquier etapa de la vida. Otros síntomas incluyen aumento de sed, pérdida de peso, visión borrosa y lastimaduras que requieren más tiempo de lo normal para sanar.

Síntoma premenstrual

El síndrome premenstrual, comúnmente conocido por sus siglas SPM , puede causar una serie de problemas a una mujer hasta dos semanas antes del comienzo del período , según WomensHealth.org. Los síntomas de SPM más comunes incluyen hinchazón y fatiga, aunque la mayoría de las mujeres no se dan cuenta de un aumento en el apetito que es normal durante estas semanas. Si tienes un aumento de apetito junto con atracones, es posible que padezca de trastorno disfórico premenstrual, o TDPM. Los síntomas del síndrome disfórico premenstrual son más severos que los síntomas de SPM e incluyen llanto frecuente, irritabilidad prolongada y pensamientos suicidas.

Hipertiroidismo

La tiroides, que se encuentra en la garganta, ayuda a regular el metabolismo. Cuando la tiroides produce demasiadas hormonas, el resultado es hipertiroidismo. Si desarrollas hipertiroidismo, es posible que a pesar de tu apetito aumenta, el peso se reduce inesperadamente. Puedes tener un riesgo mayor de desarrollar hipertiroidismo si tienes antecedentes de tumores en los ovarios o los testículos, te han diagnosticado con la enfermedad de Graves o estás recibiendo demasiado yodo.

Desorden alimenticio

Casi todo el mundo come en exceso ocasionalmente. Sin embargo, si notas que comes con frecuencia más allá del punto de estar lleno, te avergüenzas de la cantidad de alimentos que consumes y te sientes culpable cuando comes demasiado es posible que sufras de trastorno por atracón. Por lo general, las personas con este trastorno son obesos. En algunos casos, la persona purgará lo más rápido posible después de un atracón. Se trata de un trastorno alimenticio adicional llamado bulimia nerviosa. A menudo, las personas con este trastorno tienen problemas manejando las emociones de una manera sana, lo que puede provocar la necesidad de comer en exceso, de acuerdo con Weight-Control Information Network.

Medicación

Si el aumento repentino del apetito ha llegado junto con el inicio de la toma de un nuevo medicamento, es posible que desees consultar a tu médico sobre los efectos secundarios. Muchos antidepresivos, corticoides y algunos medicamentos para la alergia pueden causar un aumento repentino en el apetito según Medline Plus.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles