¿Cómo se sienten las personas con trastorno bipolar?

Escrito por sandi busch Google | Traducido por tere colín
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo se sienten las personas con trastorno bipolar?
Durante la fase maníaca del trastorno bipolar la persona puede sentirse capaz de realizar cualquirer cosa, pero después el ánimo cambia al extremo opuesto. (John Foxx/Stockbyte/Getty Images)

Los desequilibrios bioquímicos del trastorno bipolar (BPD por sus siglas en inglés) se reflejan en cambios de humor maníacos y depresivos, cada uno con sus propios comportamientos y sentimientos distintivos. A pesar de la enorme cantidad de energía que se gasta en tratar de controlar los síntomas, estos cambios desafían el control. Son abrumadores y pueden tener consecuencias devastadoras. Quienes tienen trastorno bipolar deben enfrentar sentimientos extremos relacionados con picos maníacos y bajas depresivas durante toda su vida.

Otras personas están leyendo

Visión de conjunto

Una forma de entender cómo se sienten las personas con trastorno bipolar es observar los criterios diagnósticos. Para la fase depresiva esto incluye: estado de ánimo deprimido, grave disminución del interés en casi todas las actividades, fatiga extrema, sentimientos de inutilidad y culpa, así como disminución en la capacidad para pensar o concentrarse. Todo el mundo se siente así a veces. Pero si has sido diagnosticado con BPD entonces te sientes así la mayor parte del día, casi todos los días durante al menos dos semanas, y a menudo mucho más tiempo.

La fase maníaca incluye lo siguiente: ánimo persistentemente elevado, expansivo o irritable, autoestima exagerada, disminución del sueño, demasiado hablador, muy motivado a conseguir objetivos y a ser productivo. La productividad suena bien, pero en una fase maníaca, la persona está tan activa y motivada que interfiere con su funcionamiento diario normal.

Fase depresiva

Una persona que se encuentra en un episodio depresivo se siente más "triste" o "tumbada". Decir que están cansados es un eufemismo. Pueden ser incapaces de hacer otra cosa que dormir. O pueden tener dificultades para dormir. De cualquier manera, las alteraciones del sueño interfieren con las actividades diarias. Su energía es inexistente y se pierde hasta el punto el interés que pueden dejar de ir al trabajo o a la escuela. No pueden hacerse cargo de las necesidades básicas relacionadas con el cuidado de la casa o su limpieza personal. Todo el tiempo su cerebro les recuerda insistentemente lo que deberían estar haciendo, pero no pueden seguir adelante. Esto conduce a una espiral de sentimientos que alimentan la baja autoestima y un sentimiento de inutilidad. No pueden tomar las decisiones más sencillas y no participan como miembros de la familia. Su aislamiento emocional los hace sentir inútiles. En última instancia, creen que no tienen un propósito en la vida. Entonces pueden sentirse atormentados por pensamientos de muerte o suicidio.

Fase maníaca

El principio de una fase maníaca es agradable. Los sentimientos de invencibilidad y la increíble energía se convierten en una fuerza que no se puede rechazar. Tienen la capacidad de hacer cualquier cosa. Su mente nunca se detiene. Este nivel de energía, combinado con un sentido sesgado y grandioso de autosuficiencia crea alteraciones en el juicio. Esto conduce a decisiones imprudentes y comportamientos potencialmente peligrosos como el abuso de alcohol y drogas. Requieren poco o nada de sueño, y finalmente quedan exhaustos. Aún así no pueden dormir. Se sienten poderosos, creativos y prácticamente imparables. Pero a medida que estos sentimientos causan agotamiento físico y mental, pueden llegar a ser pendencieros y montar en cólera.

Consecuencias

Estos sentimientos extremos persisten durante prolongados períodos de tiempo. Durante el resto de su vida tendrán la tarea diaria de enfrentarse a lo desconocido —estados de ánimo, sentimientos y comportamientos impredecibles. Esto crea una presión insoportable para las personas con BPD, así como para sus familias, amigos y colegas. Las relaciones se destruyen y se pierden puestos de trabajo, añadiendo dificultades financieras al conjunto de situaciones. El resultado neto es un nivel implacable estrés y ansiedad que consume la vida.

Estigma

Muchas personas en la sociedad se aferran a las falsas percepciones sobre el comportamiento y los sentimientos de las personas diagnosticadas con trastorno bipolar. A pesar de la que la ciencia diga lo contrario, se piensa que las personas con BPD deben tener el control de sus sentimientos, que su comportamiento es optativo, y que si sólo tuvieran más autocontrol se detendrían. Lamentablemente, este tipo de estigmatización solo se suma a la carga de las personas con trastorno bipolar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles