¿Por qué te sientes cansado en verano?

Escrito por julie vickers | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Por qué te sientes cansado en verano?
Las altas temperaturas nocturnas interrumpen el sueño y provocan cansancio. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Los calurosos días del verano suelen ser sinónimo de agradables actividades al aire libre, como excursiones familiares, visitas a la playa o cenas al fresco. Pero el tiempo cálido también puede provocar una serie de síntomas desagradables en las personas más susceptibles; por ejemplo, fatiga extrema. Buscar la sombra, descansar y tomar bebidas frías servirán para aliviar de forma rápida el malestar y la languidez que aparecen en los días más calurosos. Si eres mayor, o tienes una salud delicada, y no estás acostumbrado a las altas temperaturas, es importante que mantengas tu cuerpo a tono y que permanezcas atento a los signos tempranos de fatiga extrema.

Otras personas están leyendo

Cambios de temperatura

Las fluctuaciones de la temperatura ambiental, especialmente los cambios extremos y repentinos como las olas de calor, pueden provocar cansancio durante el proceso de adaptación del organismo. Si estás acostumbrado a un clima suave y templado, en el que las fluctuaciones de temperatura son relativamente pequeñas, es posible que te sientas cansado si viajas y necesitas adaptarte a temperaturas más altas. Conforme tu organismo se vaya acostumbrando a ellas, tus síntomas de fatiga irán disminuyendo.

Deshidratación

La deshidratación es una causa común de cansancio durante las épocas estivales. Según el Servicio Nacional de Salud del Reino Unido, aparece cuando el peso corporal se reduce en un 1 por ciento a causa de la pérdida de fluidos. Otros síntomas de deshidratación son los dolores de cabeza y la producción de orina de color amarillo oscuro y olor intenso. Para evitar el cansancio que provoca la deshidratación durante las épocas de calor, será necesario beber líquidos de forma regular a lo largo del día. En general, una orina clara es síntoma de un cuerpo bien hidratado.

Insomnio

El calor puede evitar que descanses bien durante la noche, lo que se traducirá en la sensación de una fatiga extrema al día siguiente. Según el Doctor Chris Idzikowski, autor del libro "Learn to Sleep Well" (Aprende a dormir bien), una temperatura ambiente suave ayuda a disfrutar de un sueño reparador, pero si el termómetro sube por encima de los 75 °F (24 °C) es posible que aparezca el insomnio.

Hipertermia

La hipertermia, una enfermedad relacionada con el calor, resulta particularmente peligrosa para las personas mayores y para aquellas que padezcan determinadas dolencias, como hipertensión. Si a la fatiga extrema la acompañan náuseas y mareos, y la piel está fría y húmeda, todo apunta a un agotamiento por calor. La persona afectada tendrá que ser tratada de forma inmediata para bajar la temperatura corporal. Si por el contrario, ese cansancio extremo viene acompañado de piel seca y enrojecida, dolor de cabeza intenso, confusión y taquicardia, el paciente podría estar sufriendo un golpe de calor, una enfermedad que puede llegar a ser mortal y que, por lo tanto, requiere atención médica urgente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles