Salud

¿Por qué me siento tan cansado después de comer?

Escrito por anne meick | Traducido por mariajose mansilla
¿Por qué me siento tan cansado después de comer?

Elegir de manera inteligente lo que comes puede ir de la mano con sentirte mejor cada día.

Stockbyte/Stockbyte/Getty Images

Después de comer una merienda o comida deberías sentirte recargado y energizado. Muchas personas se preguntan a menudo por qué en lugar de sentirse así, se sienten fatigados e incluso con ganas de tomar una siesta. Qué comes, cuándo lo comes y qué tan seguido comes son todos factores que juegan un papel importante en cómo te sientes en general. Elegir de manera inteligente lo que comes puede ir de la mano con sentirte mejor cada día.

Otras personas están leyendo

Importancia

Es cierto. Lo que comemos tiene un impacto directo en cómo funciona nuestro organismo y en cómo nos sentimos. Nuestro cuerpo transforma el alimento en energía durante el proceso de digestión y a su vez quema calorías. Tu metabolismo mide qué tan eficazmente quemas las calorías, que es la habilidad que tiene el organismo de transformar el alimento en energía. En parte, la salud a corto y largo paso se determina por cómo comemos. Cuando comemos mucha comida rápida o chatarra, los niveles de energía caen drásticamente. Estos alimentos carecen de los nutrientes suficientes para que sigamos funcionando.

Consideraciones

Piensa que tu metabolismo es una hoguera ardiente. Cuando el fuego arde intensamente, tu metabolismo está en plena marcha y tu cuerpo está funcionando de manera óptima. Cuando el fuego comienza a apagarse, necesitas agregarle más combustible o alimento al fuego para que siga ardiendo y tenga una llama constante. Mientras más permitas que se reduzca, más esfuerzo requerirás para avivarla nuevamente, convirtiéndose en una batalla constante para mantenerla encendida. Comer con poca frecuencia y cargar tu organismo con carbohidratos, azúcares y grasas malas cuando comes es perjudicial y "no te quedará energía". Re-abastecerte con carbohidratos, proteínas, fibras y grasas saludables te ayudará a mantener tu cuerpo funcionando como reloj. Estarás listo para cualquier cosa y también tendrás muy buena resistencia.

Conceptos erróneos

Existen muchas ideas equivocadas con respecto a la alimentación y energía. Una es que ciertos alimentos, como el pavo del Día de acción de gracias, pueden hacerte sentir cansado. En realidad es el aminoácido L-triptófano el que aumenta los niveles de serotonina y te calma, lo que te hace sentir de esta manera. Otro es que comer azúcar te proporcionará una rápida "subida de azúcar". La subida o aumento de energía que se experimenta es en realidad la reacción del organismo al proceso y al azúcar refinado en sí. Esta energía tiene una breve duración y disminuirá rápidamente luego. Por último, beber cafeína te dará más energía. Esto es sólo temporal ya que la cafeína es un estimulante que afecta al sistema nervioso central. Te pondrá alerta y estarás enfocado temporalmente, pero no perdurará. Finalmente, tu cuerpo necesitará mayor cantidad con el tiempo.

Beneficios

Comer bocadillos saludables en poca cantidad y de manera frecuente a lo largo del día tendrá efectos positivos inmediatos en tu organismo. Tendrás la habilidad de sostener un nivel constante de energía durante todo el día. Te darás cuenta de que tu mente está más enfocada y que te resulta fácil hacer tareas múltiples y tomar decisiones. Si estás tratando de perder peso, tu metabolismo aumentará y te ayudará a quemar más calorías a lo largo del día. También será más fácil mantener el peso deseado sin saltarse comidas. Y lo más importante es que estarás protegiéndote de manera pro-activa de problemas de salud a futuro, ya que tus niveles de azúcar en la sangre estarán equilibrados.

Prevención/solución

Sigue están simples reglas para tener energía luego de comer: Come de cinco a seis comidas y meriendas en el día, evita comer una o dos comidas de gran tamaño. No dejes pasar más de dos o tres horas entre comidas y meriendas. Lleva contigo bocadillos saludables, como barras de granola y frutas, a donde quiera que vayas para que no te veas enfrentado a una situación en la que no puedas comer cuando tengas hambre. Si haces ejercicio, come un bocadillo antes y después de entrenar para proporcionarle a tu cuerpo lo que necesita para recuperarse. Toma un buen desayuno que contenga proteína y carbohidratos, grasas y fibra. ¡No te lo saltes!

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media