¿Qué significa tener un tumor benigno?

Escrito por marissa willman | Traducido por patricia a. palma
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué significa tener un tumor benigno?
Un tumor es una protuberancia anormal en el cuerpo formada por una masa de células. (doctor image by sasha from Fotolia.com)

Descubrir un bulto o protuberancia en el cuerpo que no debería existir, puede ser un hecho aterrador y estresante. Sin embargo, un tumor no es necesariamente sinónimo de cáncer. El tumor puede ser maligno, lo que significa que es canceroso, o benigno, lo que quiere decir que no es canceroso. Estos últimos pueden provocar algunos problemas de salud si interfieren con la función de los órganos adyacentes, pero a menudo se eliminan fácilmente.

Otras personas están leyendo

Descripción

Un tumor es una protuberancia anormal en el cuerpo formada por una masa de células. Cuando se clasifica como benigno, significa que no cumple los requisitos para ser clasificado como maligno. Esto significa que el tumor no ha crecido rápidamente, no se ha extendido a otras partes del cuerpo ni está actuando agresivamente contra los otros órganos. Los tumores benignos crecen muy lentamente y a menudo son independientes de su entorno. Una vez extirpados, no deberían reaparecer.

Tipos

Los tumores benignos pueden desarrollarse en cualquier parte del cuerpo. Así como hay muchos tumores malignos, los benignos también pueden aparecer casi en cualquier lugar. Esto significa que posiblemente existen cientos de tipos diferentes. Por ejemplo, existen numerosos tipos de tumores benignos que aparecen en la piel, el cerebro y el pulmón. Los de la piel incluyen los lipomas, neurofibromas, liposarcomas y hemangiomas capilares. También, pueden aparecer en el tejido mamario, de colon o de riñón. Los que aparecen en los nervios periféricos o en los huesos son casi siempre benignos.

Importancia

En algunos casos, los tumores benignos pueden volverse malignos con el tiempo. Por ejemplo, los pólipos de colon pueden conducir al cáncer. Cuando un tumor es removido, el médico puede realizar pruebas de crecimiento para determinar si este es benigno. En algunos casos, esta prueba puede indicar que el tumor estaba en una etapa de desarrollo para convertirse en maligno. Este conocimiento puede ayudar al paciente y al médico a detectar los tumores malignos en el futuro, al principio de su desarrollo, cuando el tratamiento es más exitoso. Esto puede conducir a una alta tasa de supervivencia cuando se desarrolla el cáncer.

Síntomas

Los síntomas de un tumor benigno varían mucho, ya que hay muchos tipos diferentes. Estos pueden presentarse como un bulto apreciable bajo la superficie de la piel. El bulto y el área circundante pueden ser dolorosos al tacto. Además, se puede producir hinchazón e inflamación en el sitio. Sin embargo, los síntomas tal vez se presenten en los órganos adyacentes que se vean afectados por el tamaño del tumor. Esto sucede a menudo en el caso de los tumores cerebrales benignos que afectan la función del órgano al presionar contra los vasos sanguíneos o el tejido cerebral.

Tratamiento

Si el tumor benigno es pequeño y no interfiere con los órganos adyacentes o funciones corporales, no necesariamente tiene que ser eliminado. A menudo, los médicos recomiendan la extracción de este tipo de tumores, aunque no presenten un riesgo inmediato. Estos se pueden extirpar quirúrgicamente. Su lento crecimiento generalmente no responde a los tratamientos utilizados para tumores malignos, como la quimioterapia o la radioterapia, ya que están dirigidos a células de crecimiento rápido.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles