¿Cuál es el significado de deudor y acreedor?

Escrito por sam ashe-edmunds | Traducido por maría marcela mennucci
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cuál es el significado de deudor y acreedor?
La deuda puede ser asegurada o no asegurada. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Dependiendo de si debes o te deben dinero, eres un deudor o un acreedor, respectivamente. Según la naturaleza de tu contrato con la otra parte, tienes diferentes derechos, privilegios y obligaciones. Entender los diferentes tipos de acuerdos crediticios te ayuda a ingresar en la situación de préstamo apropiada para ti.

Otras personas están leyendo

Deudor

Si debes dinero, tienes una deuda y eres un deudor. El dinero que debes podría ser dinero que tomaste prestado, un bien o servicio que aceptaste comprar o una línea de crédito que debes devolver. Por ejemplo, si compraste maquinaria usando un préstamo, eres el deudor y la compañía de la maquinaria, o la financiera, es el acreedor. Si la compañía de la maquinaria te vendió máquinas basándose en una promesa de pago, es el acreedor porque compraste directamente de ellos. Si recibió el pago total de un prestamista, aunque ella haya arreglado dicho préstamo, probablemente firmaste papeles que convierten a la compañía financiera en el acreedor.

Acreedor

Los acreedores tienen diferentes formas. Si compras bienes o servicios directamente de una empresa y esta financia la transacción, lo que significa que les pagas directamente, es el acreedor. Si usas una tarjeta de crédito, la compañía emisora de la misma es tu acreedor. Si compraste un edificio, el banco que tiene la hipoteca del mismo es el acreedor. Lo mismo sirve para las compañías que te prestan automóviles, bancos que te dan líneas de crédito, compañías de seguro que usas y asesores que trabajan por una tarifa determinada.

Acreedores asegurados

Los acreedores asegurados, también conocidos como prestamistas a base de activos, son los que te prestan dinero y requieren una garantía en el caso de que no puedas devolvérselo. Por ejemplo, podrías tomar prestado US$100.000 de un banco, usando tu casa, tu inventario u otros activos como garantía. Un prestamista asegurado examina los activos que ofreces como garantía para determinar su valor y verificar que realmente sean de tu propiedad. Si no cumples con el pago de tu préstamo, un acreedor asegurado podría tomar propiedad de la garantía que presentaste, aún si esta vale más que la cantidad de la deuda que debes. El acreedor podría luego vender tu activo a un precio más bajo para recuperar su dinero rápidamente. Otros tipos de garantías incluyen el nombre de tu compañía, las marcas registradas, el fondo de comercio, los secretos comerciales, la propiedad intelectual, los derechos editoriales, las regalías, las patentes y otros activos intangibles. Un acreedor asegurado que toma propiedad de estos podría luego usarlos en lugar de venderlos. Durante un procedimiento de bancarrota, los acreedores asegurados recuperan su dinero primero.

Acreedores no asegurados

Los acreedores no asegurados son los que te prestan dinero sin garantía alguna. Un ejemplo es una compañía de tarjeta de crédito. Algunos acreedores no asegurados requieren un anticipo y tienen el derecho de recuperar el activo que te hayan vendido, pero sólo ese activo, en caso de retraso en algún pago o de no pagar la cuota. De esta manera, el prestamista reduce su riesgo en caso de que no llegues a pagar tu préstamo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles