Signos de ceguera en recién nacidos

Escrito por darla ferrara | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Signos de ceguera en recién nacidos
Esos pequeños detalles que percibes son los que te darán la mayor información sobre tu bebé. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Según Lawrence M. Kaufman, MD, Ph.D. del Centro médico de la Universidad de Illinois, los ojos de un recién nacido no están completamente desarrollados. Sus componentes se desarrollan en el útero, pero el nervio y las estructuras internas del ojo continúan creciendo durante los primeros dos años de vida. Esto significa que un recién nacido no posee una visión aguda, lo que hace difícil determinar si el pequeño tiene algún problema que pueda conducirlo a la ceguera. No obstante, existen ciertos indicadores clave.

Otras personas están leyendo

Signos físicos

Aunque los ojos del bebé sólo están desarrollados en un 75 por ciento al nacer, no se debería ver en ellos ninguna anomalía física. En otras palabras, los ojos tienen que tener un aspecto absolutamente normal. Los párpados no deben estar caídos ni hinchados. Debe haber una definición clara del color, un espacio blanco y unas pupilas bien definidas. Éstas además deben actuar de forma conjunta y dirigirse al frente cuando se le habla al bebé. Si uno de los ojos se gira ligeramente hacia dentro o hacia fuera será un signo inequívoco de que existe un problema.

Síntomas de enfermedad

Cuando el lagrimeo va más allá de lo normal es posible que exista alguna enfermedad o infección ocular. Si se observa una secreción amarilla o espesa saliendo de uno de los ojos, se requerirá una evaluación médica. Los ojos que desarrollan legañas secas en los bordes o que tienen dificultad para abrirse pueden estar infectados. La conjuntivitis es una inflamación de la parte blanca del ojo, probablemente debida a una infección bacteriana. Tal y como informa el Centro médico de la Universidad de Illinois, algunos bebés sufren contagios al pasar por el canal de parto y una infección que no reciba tratamiento puede desembocar en una pérdida permanente de la visión.

Enfoque

El enfoque no es un indicador fiable de la visión en un recién nacido, pero puede darte alguna información, a medida que el pequeño crece. A los tres meses de edad es cuando los ojos del bebé deben comenzar a seguir objetos en movimiento. A la incapacidad de concentrarse en los estímulos visuales se la conoce como falta de atención visual. Un retraso en el desarrollo de las estructuras de los ojos puede ser el responsable de este problema. En algunos bebés, esta falta de enfoque puede indicar la presencia de alguna enfermedad ocular y una pérdida de visión potencial.

Los pequeños detalles

En última instancia, lo que te pondrá sobre aviso será probablemente observar algunos pequeños detalles en el bebé, como un lagrimeo excesivo (esté llorando o no) o signos de estrabismo cuando intenta mirarte a la cara. Es posible que su cabeza se incline hacia la izquierda o hacia la derecha cuando mire hacia un juguete o un móvil, lo que indica que ve mejor con un ojo. También puede ocurrir que gire la cabeza para alejarla de la luz o que cierre los ojos a la luz del sol. Por último, es posible que aprecies una mancha en uno de los ojos del bebé cada vez que miras una fotografía suya. Si crees que hay algo que parece no ir bien, pídele a tu pediatra que revise la visión del pequeño.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles