Signos de exceso de nitrógeno en el suelo para los tomates

Escrito por kristin urbauer | Traducido por mary lascano
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Signos de exceso de nitrógeno en el suelo para los tomates
Los tomates se cultivan mejor con cantidades moderadas de fertilizante balanceado. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Los tomates son una de las hortalizas más populares cultivadas por los jardineros hogareños. Estas plantas requieren condiciones óptimas de crecimiento, incluyendo la cantidad adecuada de nutrientes como el nitrógeno. Aunque las plantas de tomate necesitan una cierta cantidad de nitrógeno para crecer bien, demasiado nitrógeno resulta en un crecimiento pobre y una producción limitada de frutos. Los jardineros se darán cuenta de varios síntomas en plantas de tomate expuestas a cantidades excesivas de nitrógeno.

Otras personas están leyendo

Problemas de florecimiento

Las plantas de tomate expuestas a un exceso de nitrógeno pueden ceder a la caída de flores o a la putrefacción final de la floración. La pudrición de las flores hace que la fruta en desarrollo adquiera un color negro, primero sucede cerca del extremo conectado, pero más tarde se extiende a otras partes de la fruta. Las plantas de tomate con demasiado nitrógeno pueden simplemente no desarrollar flores en absoluto.

Follaje

Demasiado nitrógeno provoca un aumento en el crecimiento del follaje a expensas de la fruta. Esto resulta en plantas de hojas grandes con un número limitado de tomates muy poco desarrollados. El follaje en una planta de tomate también toma un color verde oscuro como resultado del aumento de nitrógeno.

Consejos

Algunos tipos de nitrógeno aumentan la probabilidad de tener problemas. Por ejemplo, la pudrición apical ocurre con más frecuencia con el nitrógeno amoniacal que con el nitrógeno nítrico. Esto es causado por la absorción de calcio reducido como resultado de los iones de amonio. Evita el uso de formas de nitrógeno que no sean nitrógeno nítrico en los tomates, sobre todo cuando la fruta está en las etapas tempranas de desarrollo. Esto minimiza el riesgo de problemas.

Recomendaciones

Los tomates crecen bien cuando se plantan en un suelo rico en nutrientes. Aplicando no más de 3 libras de fertilizante balanceado por cada 100 pies cuadrados (30,5 m2) por lo menos dos semanas antes de la siembra optimiza el crecimiento de las plantas y el desarrollo del fruto. Usa el fertilizante en el suelo a una profundidad de aproximadamente 6 a 8 pulgadas (15 a 20 cm) para obtener los mejores resultados. Una aplicación más de fertilizante cuando el primer conjunto de frutas se convierta a flores dará lugar a una abundante cosecha de tomates sanos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles