Los signos de intolerancia a la lactosa en los bebés

Escrito por laura heilman | Traducido por gabriela nungaray
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los signos de intolerancia a la lactosa en los bebés
Consulta con un especialista. (milk drop image by BlooD2oo1 from Fotolia.com)

La intolerancia a la lactosa es el resultado de la incapacidad del cuerpo para digerir la lactosa, o los azúcares presentes en la leche. Los signos de intolerancia a la lactosa en los bebés se manifiestan principalmente como dolores de estómago y diarrea, aunque algunos bebés experimentan vómitos y eczemas. Los signos de intolerancia a la lactosa por lo general comienzan alrededor de 30 a 60 minutos después del consumo de productos lácteos a través de la fórmula o la leche materna. Tu pediatra puede diagnosticar la intolerancia a la lactosa en el bebé y asesorarte sobre los cambios en sus comidas.

Otras personas están leyendo

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa provoca dolor de estómago por una producción excesiva de gas en los intestinos. Con frecuencia, los bebés muestran signos de dolor después de una comida por una mueca, lloran sin consuelo y giran alrededor de su cuerpo para aliviar el malestar. En general, estos signos de comportamiento están relacionados con la alimentación, pero la irritabilidad general puede persistir durante todo el día. Los bebés también tienen problemas para dormir más de lo normal. Se pueden despertar repentinamente como si les doliera y empezar a llorar.

Digestión e intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa se muestra más fuerte en los síntomas del sistema gastrointestinal. Los cólicos y gases excesivos, así como la diarrea y regurgitación o vómitos son signos de intolerancia a la lactosa en los bebés. De acuerdo con el pediatra Dr. Sears, la diarrea en los bebés es diferente a las habituales heces de color amarillo suave. La diarrea en los bebés con intolerancia a la lactosa es líquida, de color oscuro y ocurre muchas veces durante el día. Dado que los vómitos y la diarrea pueden causar que el bebé pierda líquidos, es fundamental ponerte en contacto con tu pediatra para obtener asesoramiento sobre cómo prevenir la deshidratación.

Eczema e intolerancia a la lactosa

La intolerancia a la lactosa en los bebés también puede manifestarse como eczema. Según el Dr. Sears, el eczema se caracteriza por la sequedad de la piel con una textura áspera debido a las pequeñas protuberancias blancas. Tu bebé puede tener manchas secas y escamosas o el eczema puede cubrir grandes áreas de su cuerpo. Las crisis pueden ocurrir, donde las partes secas se enrojecen, se elevan y cenagoso. A menudo, estas áreas le darán picazón y molestia. El eccema a menudo puede aliviarse a través de mantener la piel hidratada y utilizar jabones suaves durante el baño.

Intolerancia a la lactosa vs. alergias a la leche

La intolerancia a la lactosa se ​​produce cuando un bebé tiene una deficiencia de la enzima (lactosa) que se necesita para digerir el azúcar de la leche (lactosa). Esto no es una alergia a la leche, pero es una intolerancia a la lactosa en la leche. Una verdadera alergia a la leche es la respuesta del sistema inmune a la proteína encontrada en la leche.

Conceptos erróneos

Según el Dr. Stephen Wangen del centro de alergias a los alimentos, la intolerancia a la lactosa no es común en los bebés, aunque puede aparecer temporalmente en los prematuros y los que acaban de sufrir un ataque de diarrea.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles