Signos y síntomas de cáncer en la espina dorsal

Escrito por mary anne ott | Traducido por lou merino
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Signos y síntomas de cáncer en la espina dorsal
El cáncer primario de espina dorsal es poco común. (Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images)

La mayoría de los casos de cáncer de huesos son resultado de la metástasis del cáncer desde otra parte del cuerpo. El cáncer primario en la espina dorsal es raro. El cáncer en la espina dorsal puede causar síntomas, pues destruye las células óseas sanas. Los tumores cancerosos no sólo dañan los huesos de la columna vertebral, sino que también dañan la médula osea. Los síntomas de cáncer de espina dorsal incluyen dolor, fracturas, adormecimiento o debilidad.

Otras personas están leyendo

Dolor

El signo más común de cáncer en los huesos de la espina dorsal es dolor en el cuello o la espalda. El dolor será persistente y se acompañará de otros síntomas. Conforme el cáncer va creciendo, puede obstruir la médula espinal y pellizcar los nervios. El dolor viene de los nervios pellizcados, la presión del tumor separando las vértebras o por fracturas. Los nervios alrededor de las vértebras pueden dañarse y volverse dolorosos, haciendo que el sitio del tumor se sienta suave al tacto. El ablandamiento es un signo de que el cáncer ha crecido lo suficiente como para causar daño al tejido circundante sano.

Huesos débiles

El cáncer de huesos los debilita, y puede causar que las vértebras se debiliten e incluso se rompan. Incluso una pequeña fractura en la espina dorsal puede causar dolor, problemas con el movimiento y daño permanente. Los huesos débiles en la espina dorsal pueden conducir a problemas permanentes de movimiento y postura. Los huesos fracturados pueden cortar o separar los nervios en la médula ósea causando parálisis. Mientras el cáncer daña la espina dorsal, puedes comenzar a notar que tu postura se afecta. Si tus huesos de la espina dorsal son débiles o se fracturan, se vuelve más difícil para tu columna vertebral permanecer derecha. Podrías comenzar a jorobarte en el área de los hombros.

Síntomas neurológicos

A medida que crece el cáncer en la espina dorsal, el tumor puede pellizcar los nervios que están dentro o cerca de la médula espinal. Esto puede ocasionar que tus brazos y piernas se adormezcan. También puedes experimentar sensación de hormigueo en tus miembros mientras la presión en los nervios fluctúa. Puede haber debilidad y dificultar el uso de manos y piernas. Puedes sentirte torpe o tener problemas para caminar. También podrías perder control de tu vejiga e intestinos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles