Signos y síntomas de las infecciones del oído interno

Escrito por constance barker | Traducido por david emilio vera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Signos y síntomas de las infecciones del oído interno
Las otitis media son un factor de riesgo de las meningitis. (ear image by Connfetti from Fotolia.com)

Las infecciones del oído interno, también conocidas como otitis media, es una inflamación del oído medio. La inflamación puede ser causada por una bacteria o por una infección viral y afecta más a los niños que a los adultos. Algunas infecciones del oído interno se pueden resolver por su propia cuenta, pero las infecciones bacterianas necesitan tratamiento médico.

Otras personas están leyendo

Síntomas en niños

Un niño que es demasiado pequeño para decir que le duele el oído indicará malestar tirando de sus orejas. Otros signos pueden incluir una cantidad inusual de llanto, dificultad para dormir, falta de respuesta a los sonidos, aumento de la irritabilidad y líquido saliendo de adentro del oído. Un niño mayor se quejará de dolor en su oído, tendrá dolores de cabeza y fiebre de 100 grados Fahrenheit (37,7 grados Celsius) o más. También pueden tener náuseas y vómitos.

Síntomas en los adultos

Los síntomas en los adultos incluirán dolor de oído, fiebre de 100 grados Fahrenheit (37,7 grados Celsius) o más, mareos y pérdida o dificultad para oír. La sangre que sale del oído puede significar que se rompió el tímpano, y si esto ocurre, deberías alertar a tu médico.

Causas

Las infecciones de oído pueden ser causadas por un resfriado que inflama el oído interno y provoca la acumulación de fluidos detrás del tímpano. Las trompas de Eustaquio conectan la nariz con el oído interno, y cuando éstas se bloquean por los líquidos, el dolor y la infección pueden aparecer. En los niños las trompas de Eustaquio son más pequeñas y más cortas que en los adultos, por eso en los niños las infecciones son más frecuentes.

Diagnóstico

El médico examinará dentro de tu oído o dentro del oído de tu hijo con un instrumento llamado otoscopio. Este instrumento iluminará y mostrará la inflamación o la hinchazón dentro del oído interno. Tu médico también puede usar un instrumento llamado otoscopio neumático con el cual echa un soplo de aire en el tímpano para detectar su movimiento. El líquido detrás del tímpano hará que el tímpano disminuya su movimiento, indicando una infección o la acumulación de líquido.

Tratamiento

Para las infecciones bacterianas tu médico te recetará antibióticos. Estos medicamentos deben ser tomados en su totalidad y tu médico querrá hacer exámenes de seguimiento para evaluar tu oído o el oído de tu hijo después del tratamiento. Puede llevar varias semanas para que el líquido salga fuera del oído, por lo cual, la audición puede estar limitada. Los medicamentos sin prescripción para aliviar el dolor, como el Advil o el Motrin se pueden recomendar para el dolor.

Los niños con infecciones recurrentes de oído pueden necesitar tubos de drenaje colocados en sus oídos. En este procedimiento, se utiliza anestesia general y se usa un tubo de drenaje pequeño el cual es insertado dentro del tímpano. Esto permite que el exceso de líquido salga fácilmente de adentro del oído de tu hijo y restaure la presión que hay entre el oído interno y el externo. El tubo eventualmente caerá por su propia cuenta a medida que tu hijo crezca y los agujeros sanarán. Se deben usar tapones para los oídos para nadar o bañarse y así mantener el agua fuera de los oídos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles