Signos y síntomas de la insuficiencia hepática terminal

Escrito por matt kuchera | Traducido por valeria d'ambrosio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Signos y síntomas de la insuficiencia hepática terminal
Muchas veces, el trasplante es la única opción de tratamiento para una insuficiencia hepática grave. (NA/Photos.com/Getty Images)

El consumo excesivo de alcohol, ciertas infecciones como la hepatitis y las enfermedades congénitas pueden conducir a una insuficiencia hepática. Si la causa de esta insuficiencia no se trata, o si el tratamiento falla, el hígado deja de funcionar correctamente. En una insuficiencia hepática terminal aparecen varios síntomas y la mayoría reviste gravedad. Por lo general, la única opción de tratamiento en esta etapa terminal es el trasplante.

Otras personas están leyendo

Ictericia

Cuando el hígado deja de funcionar correctamente no logra extraer la bilirrubina de la sangre. Un alto nivel de este en el torrente sanguíneo puede provocar ictericia, término que hace referencia al color amarillento de la piel y las escleróticas. Otros signos de la acumulación de bilirrubina son la producción de orina oscura y heces del color de la arcilla.

Sensación de enfermedad

Debido a que el hígado participa en muchos procesos corporales, como la eliminación de las toxinas de la sangre y la digestión, su insuficiencia puede producir síntomas de enfermedad. Las personas que atraviesan esta etapa terminal se sienten cansadas o aletargadas. Incluso pueden tener fiebre. Entre otros síntomas frecuentes se encuentran las náuseas, los vómitos y la pérdida del apetito.

Inflamación y dolor abdominal

La insuficiencia hepática puede dar lugar a una acumulación de líquidos en la cavidad abdominal que recibe el nombre de "ascitis". Esto provoca la inflamación del abdomen y en consecuencia dolor, ya que se ejerce presión sobre los órganos internos. Durante una insuficiencia hepática terminal, la acumulación de líquidos también puede ocurrir en las piernas, lo que se denomina edema.

Sangrado

Ante una insuficiencia, el hígado deja de producir las proteínas que necesita la sangre para coagular, lo que causa sangrados y hematomas. Además, puede aumentar la presión en la vena porta, que es un conducto grueso por el que se drena la sangre del bazo y el tracto gastrointestinal. Esto hace que los vasos sanguíneos del esófago y el estómago se agranden. Cuando esto ocurre, hay mayor riesgo de ruptura, por lo que se puede producir una hemorragia letal.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles