Signos y síntomas de intoxicación por moho negro

Escrito por elizabeth chaplin | Traducido por mar bradshaw
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Signos y síntomas de intoxicación por moho negro
El moho negro puede causar diferentes efectos en la salud del ser humano. (Mold bread image by kuhar from Fotolia.com)

El moho negro tóxico, también conocido como hongo, puede causar varios efectos diferentes en la salud del ser humano, desde leves a graves. El moho es el hongo más común a nivel mundial, capaz de crecer en interior y a grandes altitudes. El moho negro normalmente crece en condiciones de humedad y puede encontrarse en placas de yeso, paneles de yeso, aislantes, alfombras y madera. A continuación se describen los signos, la prevención y la eliminación del moho negro, así como sus efectos sobre la salud humana.

Otras personas están leyendo

Descripción

El moho negro tóxico, o stachybotrys chartarum, crece en forma polvorienta o plumosa en áreas de humedad y temperaturas moderadas. Una de las causas más comunes de formación de moho negro en los hogares es cuando se producen goteras, inundaciones o vapor excesivo. El moho negro también se sabe que crece dentro de las unidades de aire acondicionado y sistemas HVAC. Debido al hecho de que el moho puede crecer tanto en áreas bien iluminadas como en la oscuridad total, los hogares son un caldo de cultivo para este peligroso hongo.

Signos

Como se discutió previamente, las condiciones de humedad son el principal factor para el crecimiento del moho negro. Cualquier área que tenga una humedad relativa mayor del 55 por ciento, tanto dentro como fuera de la casa, tiene riesgo de desarrollar moho negro. Las goteras de cañerías y las inundaciones son a menudo la causa del crecimiento de moho negro y hongos, dado que el moho se desarrolla en condiciones de humedad. Otro signo del crecimiento de moho negro es un olor musgoso, que usualmente ocurre cuando están activados los sistemas de aire acondicionado o HVAC. Otros signos incluyen paredes manchadas con agua, óxido, espacios de agua estancada, madera deformada y manchas negras en los azulejos de los baños.

Efectos sobre la salud

El moho negro tóxico se conoce por incrementar los síntomas de alergias y problemas respiratorios. El 96 por ciento de los síntomas de alergia crónica han sido atribuidos al moho negro. La intoxicación por moho negro puede volverse muy grave si no se trata apropiadamente o este es eliminado del hogar. Los síntomas de intoxicación por moho negro incluyen problemas para respirar, picazón de ojos, erupciones en la piel, dolor de cabeza, náuseas, mareos, congestión nasal y tos. Otras condiciones más serias incluyen sangrado en los pulmones, pérdida de memoria, irregularidad de la presión arterial, infecciones del tracto urinario, dolor hepático y posiblemente infertilidad femenina.

Prevención

El mejor tratamiento para la intoxicación por moho negro es prevenir el crecimiento del mismo en el hogar. De acuerdo con la U.S. Environmental Protection Agency "la forma de controlar el crecimiento de moho negro en interiores es controlar la humedad". Controlar el nivel de humedad en tu hogar y usar deshumidificadores en los ambientes húmedos es una buena forma de prevenir la intoxicación por moho negro. Medir el nivel de humedad relativa en tu casa con un higrómetro, o un medidor de humedad, es importante también. Realizar inspecciones regulares del hogar y los techos en busca de goteras es vital. Otras medidas preventivas son eliminar las cortinas de ducha con moho, la buena ventilación y las inspecciones regulares de conductos.

Eliminación

Al eliminar el moho negro del hogar, es importante que selles cada habitación antes de limpiarla. Esto es porque la destrucción del moho puede provocar la liberación de esporas que escapan hacia otras partes de tu casa, causando nuevos crecimientos en otras áreas. Puedes sellar las habitaciones usando coberturas plásticas y cinta adhesiva. El uso de atuendo y máscara de protección es crucial para evitar la irritación. Para las áreas mohosas que están secas, humedécelas con agua usando una botella rociadora; esto ayuda a evitar que las esporas se dispersen. Continúa limpiando con un jabón común o con detergente de vajilla, luego desinfecta el área con alcohol, cloro o peróxido de hidrógeno. Coloca el moho extraído en una bolsa gruesa y sácalo de la casa por una ventana, esto minimizará mayor contaminación de otros cuartos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles