Cómo usar un silbato para que un perro deje de ladrar

Escrito por jack gerard | Traducido por contributing writer
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar un silbato para que un perro deje de ladrar
Aprende técnicas para entrenar a tu perro. (GlobalP/iStock/Getty Images)

Los perros que ladran constantemente pueden ser una gran molestia. Los ladridos no sólo afectan tu vida, sino que también pueden molestar a tus vecinos. La única manera en que puedes estar seguro de que tu perro no va a seguir ladrando es entrenándolo para que deje de hacerlo cuando se lo ordenes. Un método común para emitir esta orden es con un silbato para perros.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Unas golosinas para perros

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elimina la causa de los ladridos del perro si es posible, antes de comenzar el entrenamiento. Esto podría ser tan simple como cerrar las cortinas para que el perro no pueda ver al gato de tu vecino (si eso es lo que causa el ladrido). No todas las causas se pueden eliminar, por supuesto, pero sacar algunas puede hacer que el entrenamiento sea mucho más fácil de llevar a cabo.

  2. 2

    Cuando el perro comience a ladrar, dale una orden que sea de una palabra. Repítela varias veces hasta que el perro empiece a ladrar de nuevo. Cuando lo haga, felicítalo y dale una golosina. Esta parte de la formación puede parecer contraproducente en un primer momento, pero para entrenar a tu perro para que no ladre con una orden, es más fácil primero enseñarle que lo haga cuando se lo indiques.

  3. 3

    Continúa entrenando al perro durante varias semanas con tu palabra de orden. Después de la primera semana de que el perro responda adecuadamente cada vez que le des la orden, sólo dale una golosina una vez cada varias veces que lo haga bien. Luego, dale la golosina con mucha menor frecuencia (pero asegúrate de darle una de vez en cuando). En este punto, tu perro debería comenzar ladrar cada vez que le das la orden, e incluso puede que haya empezado a ladrar con menos frecuencia.

  4. 4

    Dile la palabra de orden para que comience a ladrar, luego sopla tu silbato para perros. Lo más probable es que esto tenga poco efecto sobre el perro al principio, pero sigue soplando el silbato de la misma forma que antes repetías la palabra en un primer momento. Cuando tu perro se quede en silencio, dale una golosina y felicítalo.

  5. 5

    Continúa el entrenamiento con el silbato, dándole golosinas las dos primeras semanas cada vez que responda correctamente al silbato. A medida que el perro se acostumbre al silbato, empieza a sacarle las golosinas, del mismo modo que lo hiciste antes con la palabra de orden. Periódicamente, repite tanto la palabra de orden como el entrenamiento con el silbato para mantener a tu perro entrenado, y no te olvides de darle golosinas y elogios de vez en cuando, cuando el perro responda correctamente a cualquiera de las dos órdenes.

Consejos y advertencias

  • Al tener distintas indicaciones para ladrar y para callarse, tu perro aprenderá rápidamente la diferencia entre las dos, y tú ganarás control sobre sus hábitos.
  • Algunos perros son más difíciles de entrenar que otros, así que no te des por vencido si tu perro tarda más tiempo del esperado en aprender.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles