Cómo hacer una silla con cuerda

Escrito por tamaryn johnson | Traducido por rafael ernesto díaz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una silla con cuerda
La cuerda de fibra natural es la más adecuada para los proyectos de muebles para interior. (rope coil studio isolated over white image by dinostock from Fotolia.com)

Un pequeño taburete o una silla de respaldo recto es una adición útil a cualquier sitio, y si lo haces tú mismo, el estilo y el color pueden adaptarse fácilmente a tus necesidades. Si eres lo suficientemente ambicioso, incluso podrías crear un juego de comedor completo, siempre y cuando encuentres un bastidor de sobremesa. Las cuerdas de nailon o polipropileno (también conocidas como "cuerdas de esquí") son fuertes opciones sintéticas y vienen en varios colores, mientras que los tonos terrosos de las cuerdas de fibra natural fomentarán la armonía dentro de un entorno neutral. Asegúrate de utilizar un buen sellador de madera para el marco, y para el asiento si estás haciéndola con soga de fibra natural, si el mobiliario está diseñado para el uso en exteriores.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Armazón de la silla o taburete de madera cuadrada o rectangular
  • Cuerda de tu elección (la cantidad que necesitas depende del grosor de la cuerda y del tamaño de la silla)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Ata la cuerda a una barra en el asiento con un nudo simple, dejando una cola tan larga como la misma barra. Esto debe hacerse en uno de los lados cortos, si tienes un asiento rectangular. Pasa la cuerda sobre la parte superior de la barra opuesta, debajo de la barra, vuelve arriba y sobre la primera barra, sosteniendo la cola a lo largo de la longitud de la barra para que la cuerda la cubra mientras trabaja.

  2. 2

    Continúa enrollando la cuerda alrededor de las dos barras de esta manera hasta que llenes todo el espacio con la cuerda formando un denso tapete en el centro, que cubra las dos barras completamente. Asegúrate de mantener las filas bien alineadas entre sí.

  3. 3

    Enlaza la cuerda a la parte superior de la barra en la última fila y luego debajo de la barra junto a esta, doblando la punta para empezar a zigzaguear a través de las hebras. Pasa la cuerda debajo los hilos hasta el final y empújala entre la barra y las hebras del otro lado. Enlázala sobre la barra y tráela de vuelta entre la barra y las hebras. Finalmente, vuélvela a pasar por la parte superior de las hebras.

  4. 4

    Aprieta la cuerda entre la barra y las hebras y engánchala sobre la barra. Apriétala nuevamente entre la barra y las hebras y pásala de nuevo por la parte inferior. Asegúrate de alinear firmemente las hebras para lograr una densa cobertura. Sigue haciendo esto hasta que hayas llenado completamente todo el espacio. Ahora, deberías tener una capa superior y una inferior de hilos de cuerda dispuestos longitudinalmente de los pasos 1 y 2.

  5. 5

    Termina tu cobertura atando la cuerda a un ramal en la parte inferior en tres espacios equidistantes, o para darle un aspecto más decorativo, átala en diagonal en la parte inferior en tres lugares, trabajando de una esquina a la esquina opuesta.

  6. 6

    Repite estos pasos para el respaldo de la silla, si corresponde.

Consejos y advertencias

  • Utiliza la cuerda en una longitud ininterrumpida.
  • Una vez que los hilos longitudinales estén en su lugar, puedes tejer los transversales entre medio por arriba y por abajo para lograr un aspecto más tejido.
  • Otra forma de anudar los extremos es dejar la cola de comienzo y atarla a la de acabado; luego, ata la cola final a la barra.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles