Silla de oficina para reducir el dolor de espalda

Escrito por cleveland van cecil | Traducido por maría j. caballero
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Silla de oficina para reducir el dolor de espalda
Silla de oficina para reducir el dolor de espalda. (Ablestock.com/AbleStock.com/Getty Images)

Si trabajas en una oficina es probable que gastes una gran cantidad de tus días sentado en una silla de oficina. Si no tienes la silla correcta, la postura correcta puede ser sacrificada por lo que es, en definitiva, la comodidad temporal. Escoger la silla correcta, si es posible, o sentarte de forma apropiada en tu silla si la elección de esta no es una opción, puede ahorrarte el dolor de espalda.

Otras personas están leyendo

La silla

Si es posible, elige una silla de oficina ergonómica. Las sillas ergonómicas tienen apoyos que promueven una postura correcta y quitan la tensión de la espalda al sentarse. Estas solo ayudan si la silla se ajusta al cuerpo correctamente. Comprueba que la estación de trabajo donde vas a estar sentado se ajusta a la altura de trabajo correcta.

Ajustes

Para ajustar la silla correctamente, es necesario determinar la relación del cuerpo con la estación de trabajo. Siéntate cómodamente en el escritorio y descansa tus antebrazos en la mesa. Con los codos doblados, los brazos deben estar en un ángulo de 90 grados. Ajusta la silla hacia arriba o hacia abajo si es necesario. Comprueba que tus muslos estén en la posición correcta al poner los dedos debajo del muslo en la parte delantera de la silla. Si los dedos están demasiado apretados debajo del muslo, encuentra algo sobre lo que descansar los pies. También debes poder adaptar tu puño detrás de los músculos de la pantorrilla. La espalda baja debe ser apoyada para que las nalgas estén en la parte de atrás de la silla y la espalda baja se curve un poco hacia adelante.

Ejercicio

Si tu silla está correctamente configurada, tendrás una reducción en el dolor de espalda, pero es importante tomar precauciones adicionales. La postura estática a lo largo de varias horas puede causar que la parte posterior se agarrote. Levántate una vez cada media hora para evitar el agarrotamiento. Si tienes el tiempo, haz unos cuantos estiramientos de espalda y los isquiotibiales para mantener los músculos flexibles. Esto también mejora la circulación sanguínea. Si no deseas levantarte, realiza algunos ejercicios de estiramiento en tu silla. Siéntate hacia delante en esta y, usando tus brazos, gira el cuerpo hacia un lado, manteniendo los glúteos y las piernas estáticas en la silla. Esto estira la espalda, los brazos y los hombros.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles