Cómo hacer una silla de ruedas para un gato

Escrito por david mcguffin | Traducido por franco castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una silla de ruedas para un gato
Ayuda a tu felino amigo durante su tiempo complicado con una silla de ruedas casera. (cat image by tnk333 from Fotolia.com)

Si tu gato ha sido recientemente lesionado o ha sido objeto de una limitación en la movilidad por un procedimiento quirúrgico, la construcción de una silla de ruedas puede ayudar un poco a tu gato a través de su proceso de recuperación. Las sillas de ruedas pueden ser compradas o hechas por ti mismo, lo cual puede ser más barato y altamente personalizado para tu amigo felino. Como resultado, puedes ayudar a tu gato a recuperarse más rápidamente y tú no tienes que gastar tanto dinero en un dispositivo que sólo se va a usar una vez.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Tubo de PVC de 1/2 pulgada (1,2 cm) y conexiones de 90 grados
  • Nailon o tejido de algodón
  • Eje y juego de ruedas
  • Sierra de corte
  • Taladro eléctrico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Sección 1

  1. 1

    Selecciona el tubo de PVC que soporte el tamaño y el peso de tu gato. La mayoría de los gatos de menos de 20 libras (9,7 kg) de peso pueden ser soportado por tuberías de PVC estándar de 1/2 pulgada (1,2 cm). Forma un cuadrado o un rectángulo con piezas rectas de tubería y uniones de 90 grados de ángulo. Necesitarás conexiones de tres vías para las esquinas, lo que permitirá que construyas un eje. Inserta los tubos cortos de PVC, medidos a poco menos de la altura de los hombros de tu gato, en la articulación baja de las conexiones de tres vías. Puedes personalizar el diseño si tu gato necesita rehabilitar sus piernas lesionadas, ajustando la altura del dispositivo y la longitud de modo que el peso del cuerpo del gato se apoye, pero que las piernas tanto delanteras y traseras puedan llegar al suelo.

  2. 2

    Perfora pequeños agujeros para los ejes a través de los tubos verticales desde el lado, aproximadamente 1/2 pulgada (1,2 cm) arriba desde el extremo. Asegúrate de que los orificios de los dos tubos frontales y las dos líneas de atrás de las tuberías queden hacia arriba. Mete un eje o varilla de madera a través de los cuatro agujeros en las tuberías de atrás. Coloca las ruedas al eje o varilla de madera y usa epoxi, arandelas y tuercas para mantener a las ruedas en su lugar.

  3. 3

    Utiliza ejes cortos, individuales o espigas en los tubos delanteros verticales, más cerca de donde las patas delanteras del gato se situarán y adjunta ruedas de giro libre. Estas ruedas giratorias, que se pueden encontrar en cualquier tienda de ferretería, son similares a las ruedas delanteras de un carrito de supermercado y giran y rotan libremente a lo largo del eje Y. Ésto permitirá que la silla de ruedas del gato se esquine y rote más fácilmente que dos ejes fijos. Mantén las ruedas en su lugar mediante el uso de conexiones para tubería y epoxi. Tendrás que hacer más cortas las piezas de tubería frontales más cortas que las traseras si las ruedas giratorias son más altas que las ruedas del eje trasero.

  4. 4

    Cose nailon o tela de algodón en una silla, con bolsillos a lo largo de los cuatro bordes que se deslicen sobre el tubo de PVC. También se puede tejer un asiento usando tiras de tela engrapadas juntos en los extremos donde se envuelvan alrededor de la tubería.

Consejos y advertencias

  • Otros posibles diseños pueden adaptarse mejor a tu gato si puedes encontrar las ruedas giratorias que se atornillan en accesorios del tamaño del PVC, tales como los encontrados en discapacitados Pets.com. Ésto permite que las cuatro ruedas rueden y giren libremente alrededor del eje Y de la silla de ruedas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles