DESCUBRIR
×

Cómo hacer un sillón tipo puff

Actualizado 17 abril, 2017

Los sillónes tipo puff son asientos decorativos que están rellenos de bolitas de PVC, frijoles secos o poliestireno expandido. Se hicieron populares durante los años de 1960 y 1970. Son sencillos en su diseño y fáciles de hacer. Puedes hacer tu propia versión con un tejido colorido y duradero. Éste puede ser tu proyecto de manualidades de fin de semana. Los puffs pueden sumar asientos adicionales a un dormitorio o a la sala de juegos de tus hijos.

Instrucciones

Young pretty women on red bean bag relaxing image by Christopher Meder from Fotolia.com
  1. Copia o imprime el molde para el sillón tipo puff en un papel largo o sobre de hojas viejas. Trázalo en la tela y en el forro.

  2. Corta el forro y la tela al mismo tiempo para asegurarte de que la medida de ambos sea la correcta. Córtalo de 1 pulgada (2,54 cm) más grande para la costura. Usa dos piezas de forro para la parte inferior del puff. Esta parte tendrá el máximo desgaste, por eso aplicar doble tela e insertar un trozo de cartón grueso o de madera contrachapada mejorará su fuerza.

  3. Junta las piezas del puff. Cose las laterales, del frente hacia el centro. Sujeta con un alfiler los lados dejando una costura de 1 pulgada (2,54 cm). El primer lado debe estar de frente a la segunda parte que cortaste. Une los lados volteando hacia afuera uno contra el otro, dejando una costura de 1 pulgada (2,54 cm).

  4. Monta la parte de abajo. Cose las piezas de la tela de la parte inferior y alínealas, dejando un lado abierto para el cartón. Cose la pieza inferior a las piezas de los lados; un lado debe estar abierto para que puedas introducir las bolitas. Cose la parte de arriba a los lados superiores usando un molde como guía.

  5. Cose la cremallera a la pieza inferior donde pondrás las bolitas de plástico. Voltea la bolsa del puff al lado derecho. Desliza la pieza de cartón por la parte inferior y cose para cerrar el borde.

  6. Vierte todas las bolitas a tu bolsa del puff. Cierra la cremallera y sacude el sillón para distribuir el relleno. Si crees que no es suficiente, añade más bolitas.

Advertencias

  • No uses un poliestireno muy pequeño, incluso el que no se disuelve en agua. Tendrás una bolsa de puff plana en menos de un mes.

Necesitarás

  • Un molde
  • Un papel largo u hojas viejas
  • Un marcador
  • Unas tijeras
  • Una tela para forro
  • Una tela resistente y pesada
  • Unos prendedores
  • Una máquina de coser
  • Un cartón
  • Una cremallera
  • Poliestireno o bolitas de plástico