Simplificar la mudanza

Escrito por craig tomashoff | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail

Con un poco de planificación el traslado no tiene que moverte a lágrimas

Simplificar la mudanza
(David Sacks/Lifesize/Getty Images)

La mudanza es el tiempo ideal para hacer la limpieza de primavera. Revisa todas tus pertenencias y dona, vende o recicla los elementos que ya no necesitas. Cuanto menos debas mover, menos tendrás que empacar y la mudanza será más sencilla.

— Jennifer DuBois, Moving.com

La mudanza puede ser una experiencia positiva, pero no es algo que la mayor parte de las personas busca. Está presente el estrés, los gastos y el potencial de recibir muchas facturas del quiropráctico, gracias a esas cajas de discos de música de las que no puedes desprenderte. Pero si planeas en forma adecuada, puedes aumentar dramáticamente las posibilidades de facilitar el proceso.

Decide si contratarás a una empresa de mudanzas

Comienza con lo básico. Ya sea que te mudes dentro de la ciudad o a través del país, pregúntate cuánta ayuda puedes permitirte.

"Determina tu presupuesto", dice Kerri Hart, especialista senior de mercadeo para Atlas Van Lines. "Saber cuánto puedes gastar ayuda a establecer tus expectativas para la mudanza y decidir el tipo de servicios que puedes contratar". En otras palabras, ¿deberás mudarte por tu cuenta o contratarás una empresa de mudanza?

Hart admite que si lo haces por tu cuenta ahorrarás un poco de dinero. "Sin embargo", añade, "este ahorro puede ser insignificante si te mudarás a una gran distancia".

Jennifer DuBois, directora de Moving.com, un sitio web que ofrece consejos a los que se mudan, recomienda que consideres varias cosas antes de decidirte a hacerlo por tu cuenta o a contratar ayuda.

"¿Deseas que la empresa empaque todo además de realizar la mudanza o prefieres hacer los preparativos por tu cuenta?" Sugiere, "¿Cuánto tiempo tienes para planificar la mudanza? ¿Cuántos artículos tienes para trasladar, y tienes cosas voluminosas y de gran tamaño?"

Si no dispones de mucho tiempo para empacar, ya sea por el horario o por la gran cantidad de cosas que debes llevar contigo, es aconsejable contratar a una empresa de mudanzas. Si te mudarás cerca, o no tienes una gran cantidad de cosas, constituyes lo que Hart llama el tipo "práctico". No deberías tener problemas en hacerlo todo por tu cuenta.

Y si bien esto puede sonar evidente, sin considerar la distancia a la que te mudes, "igual requerirá transportar todas tus pertenencias" afirma Hart. Esto significa que deberás realizar varias tareas antes de la mudanza; cancelar los servicios públicos en la antigua dirección, trasladarlos a la nueva dirección, asegurar un transporte adecuado para tus mascotas, decidir qué empacar y qué no, así como poner todo en cajas, todo esto debe llevarse a cabo sin importar tu elección.

Otro asunto a considerar es el motivo de la mudanza, si se debe al trabajo, existe la posibilidad de que el empleador pague por la misma.

"Casi todas las empresas tienen una política de reubicación", explica Hart, "a veces, las empresas hacen concesiones a determinadas personas o circunstancias. En los últimos años, el movimiento de la "suma total" ha crecido en popularidad entre las grandes empresas. Los empleados reciben una cantidad fija para contratar la mudanza. Si sobrepasas esa cantidad, deberás abonar la diferencia. Si has pagado menos, deberás reintegrar el saldo".

DuBois añade que muchas empresas tienen convenios con las compañías de mudanza, que ofrecen descuentos en sus servicios, de modo que es otra cosa que debes consultar.

Si la empresa proporciona un reembolso limitado o nulo de los costos de la mudanza, haz un seguimiento de todos los gastos. puedes incluirlos en la próxima deducción de impuestos.

Si optas por contratar a una empresa de mudanzas, Hart aconseja que pidas referencias."Habla con otros clientes y averigua su grado de satisfacción", sugiere.

Además DuBois recomienda que leas el contrato con mucho cuidado. Nunca debes pagar un gran depósito por adelantado, y sugiere que obtengas al menos tres presupuestos de empresas diferentes antes de elegir tu empresa de mudanzas.

Hacer la mudanza

Ya sea que decidas contratar una empresa de mudanzas o alquilar un camión para hacerla, los próximos pasos serán similares. En primer lugar deberás hacer un inventario de tus pertenencias por dos motivos, para saber exactamente lo que tienes y para asegurarte de que todo llegue a su destino. Si es posible, toma fotos del lugar al que te mudarás para planificar la colocación de los muebles de antemano. Esto ahorrará tiempo y confusión cuando los empleados de la empresa de mudanzas comiencen a descargar el camión.

A medida en que avances en el inventario, incluye sólo lo que debes trasladar. "Una mudanza es el momento ideal para hacer una limpieza de primavera", explica DuBois. "Revisa todas tus pertenencias y dona, vende o recicla todos los artículos que ya no necesitas. Cuanto menos debas trasladar, menos deberás empacar y más fácil será la mudanza".

Incluso si contratas a una empresa de mudanzas, reduce los costos empacando tus propias cajas, en lugar de permitir que la empresa lo haga. Según Hart, la introducción de contenedores para mudanzas en el mercado ha hecho más fácil que las familias empaquen por su cuenta. Al realizar esta parte personalmente, puedes ahorrar dinero a corto plazo (deberás pagar menos a la empresa por sus servicios), pero también a largo plazo. Si te tomas el tiempo para separar los elementos frágiles o valiosos para transportarlos por tu cuenta o para entregarlos a los empleados de la mudanza en el último momento evitarás dañarlos o que se pierdan.

Si has decidido realizar alguna parte de la mudanza por tu cuenta, recuerda que tienes acceso a un arma secreta que muchas personas utilizan: los amigos. Ya sea que les solicites ayuda para empacar, desempacar o conducir, su ayuda puede ahorrarte dinero y hacer la tarea más placentera, porque la realizas con personas conocidas. Sin embargo, debes considerar algunas cosas si deseas emplear esta opción, a saber, las costumbres y el dinero.

"Sólo debes pedirle ayuda a las personas a las que deseas devolverle el favor", advierte Hart. Y, añade DuBois, "agradéceles efusivamente, reconociendo que este es un uso muy generoso de su tiempo y esfuerzo".

mientras tanto, el factor pizza y cerveza debe estar listo en tu presupuesto. Deberás darle a los amigos algún tipo de incentivo por la ayuda; una comida y una bebida fría pueden solucionarte el problema. "Después de todo", dice Hart, "no debes subestimar el valor de una comida gratuita".

Ya sea que cuentes con la ayuda de los amigos, de los empleados de la empresa de mudanzas o decidas hacerlo todo por tu cuenta, lo más importante a tener en cuenta durante todo el proceso, es que no hay una forma correcta de mudarse. Sólo debes hallar la forma mas económica y sencilla de hacerlo".

"Todo el mundo es diferente y por ende cada mudanza también lo es", explica Hart. "Cuando comprendes tus expectativas puedes tomar las decisiones correctas".

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles