Salud

Síndrome de choque séptico

Escrito por alisha vanhoose torres | Traducido por alejandra medina
Síndrome de choque séptico

Conoce más acerca del choque séptico.

Thomas Northcut/Digital Vision/Getty Images

El choque séptico se define como un nivel de presión arterial peligrosamente bajo como resultado de una sepsis severa, que es la infección de un órgano o la sangre. Es la causa de muerte más común en las unidades de cuidados intensivos y ha aumentado en prevalencia desde la década de los 70, así como han aumentado los grupos de riesgo.

Causas

La sepsis es causada por una infección de hongos o bacterias que generan una respuesta adversa en al menos un sistema del cuerpo, a veces después de haber entrado a la sangre. Las toxinas de las bacterias a menudo contribuyen a la falla eventual de los órganos. El choque séptico es una etapa avanzada de sepsis, en la cual los órganos dejaron de funcionar. Una infección extendida normalmente surge de heridas no tratadas, formación de bacterias en catéteres u otros implantes, por complicaciones de otras enfermedades, por una infección oportunista derivada de una cirugía o en pacientes con una respuesta inmune disminuida.

Síntomas

Los síntomas son: fiebre o baja temperatura corporal, aumento en el ritmo cardiaco con baja presión arterial, hiperventilación, confusión o desorientación, náusea, vómito, diarrea, lesiones en la piel y/o tejido muerto en las extremidades.

Complicaciones

El choque séptico causa complicaciones importantes en muchos órganos. Las complicaciones del sistema urinario incluyen la falla del hígado, presencia de proteína o excesos de nitrógeno en la orina, disminución de la salida de orina e ictericia repentina. Las complicaciones relacionadas con el sistema respiratorio incluyen agua en los pulmones, enfermedades respiratorias agudas, en las que los pacientes tienen dificultad para respirar, y niveles fuera de lo común de oxígeno o dióxido de carbono en la sangre. La complicaciones del sistema circulatorio incluyen la coagulopatía, un trastorno de la sangre que evita que ésta coagule correctamente, y la disminución en la función cardiaca.

Diagnóstico

En casos probables de sepsis, se hacen pruebas de sangre para determinar si hay bacterias en el flujo sanguíneo. Hasta en un 60 por ciento de los casos, sin embargo, las pruebas son negativas y los doctores deben hacer diagnósticos basados en los síntomas. Otras pruebas de sangre, orina y de mucosas pueden indicar sepsis, lo que incluye un alto conteo de glóbulos blancos, plaquetas bajas, niveles altos de lactosa o hipoglucemia (poca azúcar en la sangre). El choque séptico se diagnostica cuando un paciente con sepsis severa padece de presión arterial baja incluso después de que su volumen de sangre haya aumentado mediante intervención médica.

Tratamiento

El tratamiento de la sepsis y del choque séptico varía mucho, de acuerdo con los síntomas, la fuente de la infección inicial, durante cuánto tiempo el paciente ha estado séptico y otros factores. El tratamiento inicial para la sepsis incluye aumentar el volumen sanguíneo vía intravenosa y la medicación con uno o más antibióticos, lo cual comienza antes de que se haga un diagnóstico definitivo. Cualquier lugar en donde se identifique una infección se drena o remueve si es posible. Si los doctores pueden determinar una sola bacteria u hongo responsable por la infección en los cultivos sanguíneos, se suspenden los antibióticos y se deja el que sea más efectivo contra el patógeno específico. En sepsis severa, o una vez que el choque séptico se desarrolló, un paciente recibe medicación para estabilizar su presión sanguínea, los niveles de azúcar y el oxígeno en la sangre. La terapia con esteroides también es común.

Factores de riesgo

Al año hay más de 700.000 casos de choque séptico en Estados Unidos. Del 20 al 30 por ciento de los pacientes con sepsis severa, y del 40 al 60 por ciento de los pacientes con choque séptico mueren en el primer mes. La probabilidad de vivir depende de la fuente original de la infección y de la salud en general del paciente; es más probable que los individuos con enfermedades crónicas mueran de choque séptico. Las poblaciones con más riesgo incluyen a los bebés recién nacidos, adultos mayores, personas con sistemas inmunes bajos (por enfermedad o medicación), pacientes con otra enfermedades infecciosas, pacientes que han tenido procedimientos invasivos, pacientes con ventilación mecánica y personas con implantes artificiales (como marcapasos).

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media