Síndrome de Evans & Quimioterapia

Escrito por marni wolfe | Traducido por karen angelica malagon espinosa
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Síndrome de Evans & Quimioterapia
El síndrome de Evans provoca que el cuerpo ataque a sus propias células sanguíneas. (drup of blood image by Bram J. Meijer from Fotolia.com)

El Síndrome de Evans, un desorden autoinmune, es la existencia de desórdenes sanguíneos de trombocitopenia y anemia hemolítica autoinmune (AIHA, por sus siglas en inglés) en un mismo paciente. Estos dos desórdenes pueden existir al mismo tiempo o de forma secuencial con la entrada de uno o del otro entrando en periodos de remisión y exacerbación. Un tercer desorden sanguíneo, neitropenia, también puede afectar a algunos pacientes con el Síndrome de Evans. La causa subyacente del síndrome se desconoce. Incluso se sabe que su diagnóstico es el de exclusión, lo que significa que primero tienen que descartarse otras causas. La quimioterapia es una opción de tratamiento.

Otras personas están leyendo

Desórdenes sanguíneos

Los glóbulos rojos llevan oxígeno hasta nuestras células y se deshacen del dióxido de carbono. La anemia es el término utilizado para describir un bajo conteo de glóbulos rojos, lo que puede tener varias causas. AIHA es la anemia que resulta de un ataque autoinmune. Los glóbulos blancos describen a un grupo de células de diferentes tipos del sistema inmune que pelean contra la infección. Una de estas células es conocida como un neutrófilo; un bajo conteo de sangre de los neutrófilos se conoce como neutropenia. De acuerdo con la Clínica Mayo, las plaquetas provocan coágulos; un bajo conteo de plaquetas se conoce como trombocitopenia.

Síntomas

Los síntomas del síndrome de Evans dependen de cuál de los desórdenes sanguíneos ocurre en el paciente en un momento dado. Los síntomas del AIHA incluyen fatiga, un color pálido de piel y dificultad para respirar; en casos extremos existe ictericia o puede resultar en piel amarillenta. La trombocitopenia puede causar mucho sangrado y hematomas; y la neutropenia puede hacer a un paciente más susceptible a infecciones bacteriales. Una persona con el síndrome de Evans puede experimentar uno o varios de estos síntomas en cualquier momento.

Curso de la enfermedad

El síndrome de Evans puede afectar a gente de cualquier edad, raza, ubicación o género. Algunos pacientes pueden experimentar enfermedad crónica y progresiva durante el curso de sus vidas, mientras que otros pueden tener largos periodos de remisión. La respuesta de un paciente a los tratamientos varía, aunque de acuerdo con eMedecine, los pacientes que no reciben tratamiento generalmente experimentan más complicaciones. En ocasiones el síndrome de Evans puede ser fatal, a menudo resultando en una hemorragia cerebral u otro tipo de hemorragia interna debido a la trombocitopenia.

Tratamientos

Los tratamientos médicos del síndrome de Evans pueden incluir transfusiones sanguíneas/de plaquetas o también quimioterapia. El término quimioterapia se refiere al tratamiento de la enfermedad con químicos, aunque en la cultura moderna a menudo se relaciona con una terapia de medicamento anticancerígeno. Para el tratamiento del síndrome de Evans, los tratamientos con esteroides se consideran como tratamientos de primera línea para asistir en ataques titubeantes agudos y para reducir la inflamación. eMedecine también cita la hemoglobina intravenosa (IVIG por sus siglas en inglés) como un agente utilizado en el tratamiento de esta enfermedad. IVIG es un producto sanguíneo refinado y actúa como un agente inmunomodulador, lo que significa que suprime la respuesta del sistema inmune.

Efectos secundarios

Al igual que con todas las terapias de medicación, deben considerarse las proporciones de beneficio y riesgo. El uso de esteroides con prednisona a largo plazo puede tener efectos adversos como cambios de humor, problemas oculares, redistribución de la grasa corporal, aumento a la susceptibilidad a alguna infección y osteoporosis. El perfil de los efectos secundarios de la terapia de IVIG incluye enfermedades en la piel, problemas renales, coágulos sanguíneos, enfermedad cardiaca y meningitis aséptica, según establece eMedecine. La regulación continua de la medicación por parte de un médico debe formar parte del tratamiento del síndrome de Evans, que es una enfermedad permanente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles