¿Qué es el síndrome de Horner en los animales?

Escrito por susan paretts Google | Traducido por mayra cabrera
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Qué es el síndrome de Horner en los animales?
Tanto perros como gatos pueden presentar el síndrome de Horner. (The spitz-dog and cat on a neutral background image by Ulf from Fotolia.com)

El síndrome de Horner es una afección neurológica sin dolor que puede afectar los ojos de perros o gatos. Este trastorno puede aparecer de forma espontánea y provocar que uno de los ojos del animal desarrolle la caída del párpado y que la pupila se contraiga, aunque no afecta la visión de la mascota. La afección puede sanar por sí misma con el tiempo, pero un veterinario debe diagnosticar y tratar apropiadamente cualquier enfermedad subyacente que puede ser la causa.

Otras personas están leyendo

Identificación

El sistema nervioso autónomo en los animales controla las funciones involuntarias del cuerpo, tales como el ritmo cardiaco, la dilatación de las pupilas, el parpadeo y la digestión. El sistema consta de dos partes: una para controlar el status quo, llamado sistema nervioso simpático, y uno para el control de las reacciones de "lucha o huida", llamadas sistema parasimpático. Cuando la serie de nervios que conecta el ojo de un animal a su sistema nervioso simpático se daña, su sistema parasimpático se hace cargo. Esto produce el síndrome de Horner. Además del párpado caído y la pupila contraída, el ojo afectado del animal parece hundido, su tercer párpado (interno) parece elevado, y la oreja y nariz en el lado afectado tienen más coloración rosa.

Diagnóstico

Un veterinario debe diagnosticar el síndrome de Horner para descartar enfermedades como parálisis facial y para determinar dónde se ha producido el daño nervioso. El daño ocurre en tres áreas: central, preganglionar y posganglionar; todas indican una posible causa. La Horner de primer orden resulta de daño nervioso central entre el cerebro y la médula espinal; el segundo se produce en el área preganglionar entre la base del cráneo y la cavidad torácica; y el tercero indica daño posganglionar entre la base del cráneo y el ojo. Un veterinario determina la ubicación del daño mediante la aplicación de gotas para estimular partes del nervio y ver cómo reaccionan. La determinación del área del daño ayuda a encontrar una posible enfermedad subyacente.

Tratamiento

Para el síndrome de Horner sin causa evidente o subyacente, no se administra tratamiento. Los síntomas se alivian con gotas especiales para prevenir el desarrollo de úlceras corneales si es necesario, y tu veterinario puede recomendar el uso de gotas de fenilefrina para dilatar el ojo. Las enfermedades subyacentes como el hipotiroidismo y ciertos tipos de cáncer o tumores requieren un tratamiento o cirugía para ayudar a tratarlas. Los pacientes con síndrome de segundo orden tienen más probabilidades de haber sufrido un trauma en el cuello, y de tercer orden pueden indicar una enfermedad del oído medio, lo que ayuda a determinar el tratamiento. Una vez que una enfermedad subyacente se encuentra bajo control, el síndrome de Horner puede desaparecer en uno o dos meses.

Consideraciones

Al consultarlo con tu veterinario, hazle saber si tu perro o gato ha experimentado un trauma reciente. Los animales que han sido golpeados por un automóvil o que han estado en una pelea con otro animal pueden haber desarrollado daño nervioso central o pre ganglionar. Para las mascotas con un traumatismo torácico, la recuperación puede ser más rápida, en cuestión de días o semanas, que con otros tipos de lesiones. En algunos casos, tu veterinario puede remitirlo a un oftalmólogo veterinario para obtener diagnóstico y tratamiento, si es necesario.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles