Salud

Síntomas de daño del nervio ocular

Escrito por lori newell | Traducido por maria gloria garcia menendez
Síntomas de daño del nervio ocular

Daño del nervio óptico.

eye image by Heidie Mulder from Fotolia.com

El nervio óptico está en la parte trasera del ojo; transmite las señales de tu retina al cerebro para que puedas interpretar las imágenes que ves. Si este nervio se inflama o se daña, tu vista se verá afectada. Existen varias enfermedades que pueden causar daño a este nervio, así que controlar tu condición médica general es clave a la hora de ayudar a prevenir la pérdida de visión.

Otras personas están leyendo

Pérdida de visión

La pérdida de visión es el principal síntoma de daño del nervio ocular. Cada ojo tiene su propio nervio óptico. Los dos nervios ópticos se encuentran de camino al cerebro. Cada uno luego se divide en dos, creando cuatro senderos de nervio. Cuando se dividen, la mitad de las fibras del nervio óptico de cada ojo cruza por el otro lado.

Daño de un nervio óptico

A veces sólo un nervio óptico está dañado y sucede entre el ojo y el quiasma óptico, que es donde se encuentran los dos nervios. En este caso, la pérdida de visión tendrá lugar sólo en un ojo.

Daño en el quiasma óptico

En otros casos, el daño del nervio se localiza donde los dos nervios se encuentran. En esta situación, perderás el campo de visión exterior o periférico. En otras palabras, puedes ver al frente pero no hacia los lados.

Daño cerca del cerebro

Si el daño del nervio sucede entre el quiasma óptico y el cerebro, perderás parte del campo de visión en ambos ojos. Aunque los nervios se dividen y cruzan por los lados en el quiasma óptico, la zona de pérdida visual depende del lugar exacto del daño.

Otros síntomas

En algunos casos, podrías experimentar dolor ocular, especialmente cuando mueves el ojo. También puede ocurrir una pérdida de la visión en color. Si hay daño severo en el nervio, el resultado será la ceguera.

Causas

Ciertas condiciones médicas pueden causar daño al nervio óptico. Estas incluyen el glaucoma, la tensión arterial alta, la diabetes y las secuelas de una apoplejía. Otras causas incluyen la esclerosis múltiple, lesiones cerebrales o una lesión que fracture los huesos de alrededor del ojo.

No dejes de leer...

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media