Síntomas del azúcar alta en la sangre

Escrito por nacie carson | Traducido por jaime alvarez
Síntomas del azúcar alta en la sangre

Consulta a tu médico para revisar tus niveles de azúcar en la sangre.

doctor image by sasha from Fotolia.com

Los niveles altos de azúcar en la sangre, también conocido como hiperglucemia, se produce cuando hay un excedente de glucosa en el torrente sanguíneo. Es una condición común entre los diabéticos cuyos cuerpos no pueden producir suficiente insulina para controlar incluso los niveles normales de glucosa. La hiperglucemia también puede ser experimentado por los no diabéticos cuando han ingerido una cantidad importante de carbohidratos complejos, de productos de azúcar o de alcohol en un corto espacio de tiempo. Los síntomas pueden variar de leves a severos, y abarcan todo, desde la sed excesiva hasta caer en un estado de coma.

Otras personas están leyendo

Primeros síntomas

En sus primeras etapas, la hiperglucemia puede que no produzca síntomas en absoluto. Los individuos no diabéticos pueden experimentar con frecuencia altos niveles de azúcar en la sangre, especialmente después de una comida, y no tener conciencia de ello. Esto es debido al hecho de que el cuerpo produce una cantidad adecuada de insulina a la primera señal de glucosa en el torrente sanguíneo, y metaboliza el azúcar en energía y grasa antes de que pueda acumularse hasta un nivel en el que el individuo pueda notarlo. Algunas personas no diabéticas sensibles a la glucosa pueden experimentar una breve "azúcar alta" antes de que la insulina comience a metabolizar el azúcar; esto se caracteriza por una ráfaga de energía seguida de un choque corto. Sin embargo, esto es más un resultado de un nivel alto de azúcar en la sangre que de un precursor de los síntomas de la diabetes.

Síntomas leves

Los primeros síntomas genuinos de la hiperglucemia suelen incluir la sensación de hambre o sed excesivas, así como la micción frecuente. El síntoma de la sed tiende a ser el más dominante de los síntomas leves, con el individuo ansiando agua en particular. Esto se debe a que el azúcar se acumula en el torrente sanguíneo que deshidrata las células, impidiéndoles absorber correctamente el azúcar. Si el agua es ingerida por un individuo no diabético con los primeros síntomas de la hiperglucemia, por lo general es suficiente para ayudar al cuerpo a procesar el azúcar y volver bastante rápido a un estado de equilibrio. Los diabéticos pueden además necesitar tomar una dosis de insulina junto con la rehidratación para evitar que los niveles de azúcar aumenten.

Síntomas moderados

Los síntomas moderados de azúcar alta en la sangre comienzan a aparecer cuando una persona continúa ingiriendo grandes cantidades de comida o bebida que contengan alto contenido de glucosa, o cuando la hiperglucemia ya establecida no se controla. Además del aumento del hambre y la sed, el individuo experimentará boca seca, visión borrosa y la aparición repentina de fatiga. Es bastante difícil para un individuo no diabético alcanzar este nivel de hiperglucemia simplemente a partir de la ingesta de alimentos por sí sola; sin embargo, es común que un diabético experimente estos síntomas si no ha regulado su insulina adecuadamente.

Síntomas graves

Si se continúa ingiriendo más azúcar, o los niveles de azúcar no reciben tratamiento, un diabético puede experimentar síntomas graves que son amenazas serias y potencialmente mortales. Es muy raro que un no diabético experimente síntomas severos. Los síntomas graves del azúcar alta en la sangre incluyen hiperventilación, arritmias cardiacas, deshidratación aguda, aumento de la ansiedad, dificultad para hablar y, en casos extremos, pérdida de la conciencia o la entrar en coma. Los diabéticos que tienen altos niveles de glucosa sin control también están en riesgo de desarrollar cetoacidosis, un trastorno grave de la sangre que puede ser mortal si no se trata.

Síntomas a largo plazo

Algunas personas que sufren de azúcar alta en la sangre de manera consistente, pueden sufrir síntomas a largo plazo, como la pérdida de peso, susceptibilidad a las infecciones bacterianas en los oídos y los órganos reproductivos, impotencia y la lenta o incompleta curación de las heridas. Estos síntomas generalmente son experimentados por los diabéticos que no logran controlar correctamente su insulina, o por individuos en el curso de la aparición de la diabetes de tipo II antes de ser identificada.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media