Síntomas del hipertiroidismo en adolescentes

3
Ha sido de ayuda

El hipertiroidismo, una condición también conocida como la enfermedad de Graves, afecta a aproximadamente uno de 5.000 niños y adolescentes, según UpToDate. Los adolescentes con hipertiroidismo tienen una glándula de la tiroides hiperactiva que produce unos inusualmente altos niveles de la hormona. Los síntomas del hipertiroidismo en adolescentes tienen que ser discutidos con un médico profesional si ocurren para tener disponibles unas opciones potenciales de tratamiento para ayudar a controlar los síntomas.

scale image by jedphoto from Fotolia.com

Otras personas están leyendo

Aumento de la transpiración o intolerancia al calor

Los altos niveles de la hormona tiroides en el cuerpo pueden causar un aumento en la transpiración en adolescentes con esta condición, explican los profesionales de la salud de KidsHealth. Una transpiración excesiva ocurre típicamente en conjunción con la intolerancia al calor. Los adolescentes con esta condición son generalmente más sensibles a temperaturas calientes y pueden empezar a sudar incluso cuando hay temperaturas o climas moderados. Los adolescentes que sudan más a menudo que sus compañeros pueden tener también un aumento del olor corporal o pueden sudar frecuentemente a través de su ropa. Tales síntomas del hipertiroidismo pueden ser vergonzosos y pueden causar que ciertos adolescentes se aparten de las actividades sociales o atléticas.

Pérdida de peso

Las hormonas producidas por la glándula tiroides son los responsables de mantener el metabolismo de un adolescente. Si los niveles de las hormonas de la tiroides son anormalmente altos, los adolescentes pueden desarrollar un metabolismo inusualmente alto. Consecuentemente, los adolescentes con hipertiroidismo pueden experimentar una pérdida de peso sin importar si tienen una dieta saludable o un incremento en el apetito, explican los expertos médicos de Merck Manual. Una pérdida de peso significante e inexplicable puede también ser una señal de diabetes y los adolescentes afectados tienen que ser evaluados por un médico profesional.

Fatiga o debilidad muscular

Los adolescentes con hipertiroidismo pueden experimentar fatiga o debilidad muscular como síntomas de esta condición, advierten los profesionales de la Fundación de la Enfermedad de Graves. Una fatiga o debilidad inusual puede hacer que sea difícil para los adolescentes levantarse de la cama por la mañana para ir a la escuela. Los adolescentes afectados también pueden empezar a desempeñarse pobremente en la escuela debido a las dificultades para concentrarse en el salón de clase.

Aumento en el ritmo cardíaco o temblores

Los adolescentes pueden desarrollar unas palpitaciones del corazón inusuales como un síntoma del hipertiroidismo, advierten los expertos del Hospital Hartford. Además, un aumento del ritmo cardíaco puede contribuir a temblores de las manos o del cuerpo.

Nerviosismo o irritabilidad

Los cambios de humor, como un nerviosismo o irritabilidad inusuales, pueden aparecer en ciertos adolescentes como síntomas del hipertiroidismo, según los profesionales de la salud de la Fundación de la Enfermedad de Graves. Los adolescentes afectados pueden parecer irritables o inquietos, lo cual puede llevar a problemas en las relaciones con amigos o miembros de la familia.

Hinchazón o abultamientos en los ojos

Los adolescentes con hipertiroidismo pueden desarrollar una hinchazón en los ojos como un síntoma de los altos niveles de la hormona tiroides, explican los profesionales médicos del Merck Manual. Los adolescentes afectados pueden también exhibir unos ojos inusualmente abultados, lo cual puede llevar a dificultades en la vista, como una visión borrosa.

Irregularidades en el ciclo menstrual

Las adolescentes con hipertiroidismo pueden experimentar períodos menstruales irregulares, reportan los expertos de KidsHealth. Las mujeres jóvenes pueden notar que su ciclo menstrual es anormalmente corto, ligero o ausente. Las irregularidades del ciclo menstrual que se desarrollan por cualquier razón tienen que ser discutidas con un médico profesional.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente