Salud

Los síntomas del síndrome de vejiga irritable

Escrito por erica roth | Traducido por walter f. stocco
Los síntomas del síndrome de vejiga irritable

Las mujeres son las más afectadas por la cistitis intersticial.

Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

El síndrome de vejiga irritable o dolorosa normalmente se conoce como cistitis intersticial. Esta inflamación de la vejiga es una enfermedad crónica que afecta a casi 1 millón de personas en Estados Unidos, dice FamilyDoctor.org, un servicio de información en línea de la Academia Estadounidense de Médicos de Familia. La población afectada por el síndrome de vejiga irritable es abrumadoramente femenina, aunque los hombres y los niños no son inmunes a dicha enfermedad. Las pruebas médicas, los medicamentos y los ajustes de estilo de vida pueden ayudar a aliviar y controlar los síntomas dolorosos de la cistitis intersticial.

Otras personas están leyendo

Los síntomas del síndrome de vejiga irritable (Cistitis intersticial)

Los principales síntomas de una vejiga irritable son urinarios por naturaleza. Una persona que se ve afectada por este síndrome puede tener una necesidad repentina de orinar, pero descubre que no orina mucho cada vez que lo intenta. Un paciente con cistitis intersticial pueden tener dolor al orinar que puede ser descrito como agudo o ardiente. El dolor que se siente al orinar normalmente disminuye en cierta medida cuando la vejiga se vacía, aunque algunas personas no encuentran este tipo de alivio. La frecuente necesidad de utilizar el baño puede durar todo el día y la noche.

El dolor acompaña al síndrome de vejiga irritable

Además del dolor en la vejiga y durante la micción, las personas con cistitis intersticial a menudo experimentan dolor en el área pélvica. Las mujeres y los hombres pueden sentir dolor en la pelvis y la zona del perineo, incluso cuando no tienen ganas de orinar. Los hombres pueden experimentar molestias en el escroto y el pene. Un ardor o dolor durante la actividad sexual es un síntoma común de una vejiga irritable en ambos sexos. La menstruación puede hacer que el dolor de la cistitis intersticial sea peor, con los síntomas aliviándose después de que termina el período. La intensidad del dolor varía de leve incómodo a bastante intenso haciendo que las actividades diarias sean difíciles o incluso imposibles. Los ejercicios pélvicos pueden ser utilizados para aliviar el dolor pélvico causado por una vejiga irritable.

Aliviar los síntomas de la cistitis intersticial

Si tienes cistitis intersticial, puedes beneficiarte de la alteración de tu dieta. Algunos de los mismos alimentos que pueden irritar el revestimiento del estómago pueden irritar la vejiga, incluyendo los alimentos ácidos, picantes, la cafeína y el alcohol. Tu médico te puede sugerir que te abstengas de consumir estos productos, así como el chocolate y los alimentos que contengan edulcorantes artificiales, y ver si desaparecen los síntomas. Llevar un diario que detalle los alimentos que has comido y la intensidad de tus síntomas puede ayudarte a determinar si tu dieta puede contribuir a los síntomas dolorosos. Los medicamentos sin receta también pueden ayudar a contrarrestar el dolor leve a moderado causado por una vejiga irritable. Evitar los cigarrillos, cigarros y otros productos de tabaco también puede aliviar el malestar.

Gestión médica del síndrome de vejiga irritable

Los síntomas de la cistitis intersticial pueden disminuir mediante el uso de varios procedimientos médicos diferentes. El estiramiento de la vejiga irritada --un procedimiento que se llama distensión de la vejiga-- se realiza bajo anestesia. Algunas personas encuentran un alivio temporal después de dicha distensión porque la vejiga es capaz de retener más líquido. Los medicamentos como Elavil y Emilron pueden controlar los síntomas en la medida en que no se apoderen de tu vida. Los tratamientos de estimulación eléctrica del nervio realizados en los músculos alrededor de la vejiga también pueden aliviar los síntomas de la vejiga irritable en algunas personas. El re-entrenamiento de la vejiga puede ser una herramienta útil de gestión. Esto implica ir al baño en un horario establecido, en un esfuerzo para permitir que tu vejiga retenga más líquido a la vez.

Recursos de apoyo para el paciente

La cistitis intersticial puede ser una situación que altere la vida si los síntomas son severos y constantes. Debido a la delicada naturaleza del problema, es posible que no te sientas cómodo hablando de tu dolor con tu familia o amigos. Tu médico puede referirte a un grupo de apoyo, ya sea específicamente para problemas de la vejiga irritable o para personas con otras enfermedades crónicas. La Asociación de Cistitis Intersticial (800-435-7422, llamada gratuita en Estados Unidos) puede dirigirte a un grupo de apoyo local. Ser capaz de hablar sobre tus problemas médicos con los demás puede reducir el estrés y mejorar los síntomas. El estrés no es la causa del síndrome de la vejiga irritable, pero llevar una vida estresante puede incrementar los síntomas.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media