Síntomas del sobreesfuerzo físico

Escrito por michelle kulas Google | Traducido por valeria d'ambrosio
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Síntomas del sobreesfuerzo físico
Para evitar el sobreesfuerzo físico, presta atención a las señales de tu cuerpo. (Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images)

Para la buena salud, debes hacer 30 minutos diarios de ejercicio aeróbico moderado al menos cinco días a la semana, tal como lo recomiendan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. Si bien el ejercicio es importante para mantener un buen estado físico, la sobrecarga puede provocar lesiones y enfermedades. Mientras entrenas, presta atención a las señales de tu cuerpo que pueden indicar sobreesfuerzo físico.

Otras personas están leyendo

Lesiones por sobrecarga

Ejercitar en exceso ciertos músculos o partes del cuerpo durante un período de tiempo determinado puede provocar lesiones crónicas, también denominadas lesiones por sobrecarga. Entre las más comunes se encuentran las fracturas por estrés y la tendinitis. Los primeros síntomas pueden ser molestias o dolor en un músculo o articulación. Si sigues entrenando, puedes agravar la lesión e intensificar el dolor. Ante cualquier dolor, disminuye o deja de hacer el ejercicio por un tiempo. Informa los dolores intensos o persistentes a tu médico.

Imposibilidad de hablar

De acuerdo con "Medicine and Science in Sports and Exercise" (Medicina y Ciencia del Deporte y el Ejercicio), una regla general para establecer la intensidad de un ejercicio es determinar si puedes mantener una conversación durante el entrenamiento. Si te cuesta respirar y no puedes hablar con fluidez, probablemente estés haciendo un sobreesfuerzo. Al punto de no poder hablar con fluidez, tu frecuencia respiratoria probablemente sea desproporcionadamente elevada en relación al trabajo que estás haciendo, por lo tanto, es señal de que debes ir más lento para evitar lesiones y demás problemas asociados con el sobreesfuerzo.

Deshidratación

La deshidratación puede ocurrir mientras realizas ejercicios extenuantes, en particular cuando hace calor. Si realizas un sobreesfuerzo y no bebes los líquidos necesarios, puedes comenzar a experimentar los síntomas de la deshidratación, como sequedad en la boca, micción escasa, mareos y fatiga. La deshidratación también puede provocar calambres musculares. Si experimentas estos síntomas, trasládate a un lugar fresco y bebe líquido. Si los calambres musculares se repiten o persisten, consulta a un médico para descartar enfermedades graves.

Señales de advertencia

Las señales de advertencia que indican que estás haciendo un sobreesfuerzo son el dolor torácico, la dificultad para respirar y los mareos que no cesan luego de unos pocos minutos de descanso. Las sibilancias y la tos persistente pueden indicar que padeces asma inducido por el ejercicio. Esta situación debe ser evaluada por un médico que puede recetarte medicación preventiva. Los dolores torácicos opresivos, agobiantes o intensos pueden indicar un infarto. Si experimentas estos síntomas, llama de inmediato al 911; no esperes a que la situación se agrave.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles