Síntomas del soporte de motor roto

Escrito por alexis writing | Traducido por tamara dayoub

Un soporte de motor es una parte crítica de un auto, ya que mantiene el motor en su lugar. Se utiliza para alinear el motor en posición porque, si el chasis no está aislado del motor y la transmisión, el vehículo puede experimentar excesivos ruidos y vibraciones, ya que el motor no puede funcionar sin problemas. El soporte consiste en bloques de goma aislante y placas de metal que son esenciales para el buen funcionamiento del vehículo.

Temblores y vibraciones

Los temblores y las vibraciones son los síntomas más básicos de un soporte roto, ya que su función es prevenir que estos síntomas ocurran. Si notas un temblor continuo y sientes que el auto se mueve y vibra mientras lo manejas, deberías verificar la existencia de otros indicadores de un soporte roto para confirmar que esta sea la causa del problema.

Motor fuera de lugar

El soporte se puede romper si la goma se separa del metal. Cuando esto sucede, el motor no necesariamente se sale, pero sí puede golpearse o girarse durante la aceleración o cuando llevas cosas pesadas. Un motor que esta fuera de su lugar original es otro signo de un soporte de motor roto.

Sobrecalentamiento

Partes como el radiador, el sistema de escape, los cables conectores y las mangueras del calefactor pueden gastarse si el soporte está roto. Todas estas partes están conectadas íntimamente entre sí y colocadas cerca del soporte y el motor. Cuando el soporte se rompe, estas partes se calientan fácilmente debido al contacto excesivo con el motor, previniendo que el vehículo funcione correctamente. En el caso de los vehículos con tracción trasera, el soporte roto puede llegar a poner la presión necesaria en el ventilador del motor para golpear o partirse sobre el radiador. Puede ser que escuches chirridos cuando las poleas o las correas empiezan a generar fricción como resultado de la imposibilidad de moverse libremente.

Exceso de torque

Una torsión excesiva es otro signo de un soporte de motor dañado, especialmente en los vehículos de tracción delantera. Cuando el soporte se quiebra, el motor puede moverse de un modo que interfiera con el acelerador o la caja de cambios. Esto puede llevar a pérdidas en el tubo de escape. Esto normalmente sucede en el área donde el colector se une al tubo de escape principal, o el tubo puede colapsar. Si el soporte del motor llegara a ser trasero (al final del chasis, transmisión o motor), esto puede llevar a una torsión mientras la potencia del motor tira del volante en una dirección o la otra.