Los síntomas de la deshidratación durante el embarazo

Escrito por leigh anthony | Traducido por carlos alberto feruglio
Los síntomas de la deshidratación durante el embarazo

EMBARAZADA 8 image by DAVIDE CARDELLO from Fotolia.com

La deshidratación siempre puede causar complicaciones, sobre todo si ésta es severa. Esto es particularmente cierto durante el embarazo. Para mantenerte saludable y mantener el feto sano, la madre debería beber por lo menos 64 onzas de líquido a diario. En la mayoría de los casos, la deshidratación durante el embarazo se pueden prevenir mediante el aumento de la ingesta de líquidos. Los casos severos pueden requerir una estrecha vigilancia de un médico o de hospitalización para aumentar los niveles de líquidos.

Otras personas están leyendo

Causas

En el primer trimestre, la deshidratación es más comúnmente causada por las náuseas matutinas. Si la mujer es incapaz de retener líquidos, la deshidratación puede ocurrir rápidamente. Cuando las náuseas del embarazo son graves y no se pueden controlar, la mujer embarazada puede ser admitido en el hospital para recibir fluidos intravenosos. Más adelante en el embarazo, la deshidratación es muy probablemente causada por la ingesta inadecuada de líquidos durante el día y se corrige fácilmente bebiendo más líquidos. La sudoración, ya sea por el ejercicio o las altas temperaturas del verano, también puede ser responsable de la deshidratación.

Síntomas

El síntoma más común de deshidratación es la sed. Es importante beber durante todo el día en lugar de esperar a tenerla. En el momento en que la sientas, ya estás deshidratada. Otros síntomas de la deshidratación en el embarazo son las náuseas, los labios agrietados, los mareos, los dolores de cabeza, la debilidad, la boca seca y la orina de color oscuro.

Complicaciones

Mantener una hidratación adecuada durante el embarazo contribuye a la salud de éste. Según la Asociación Americana del Embarazo, la deshidratación durante esta etapa puede provocar un parto prematuro y un aborto involuntario. Una falta de líquidos provoca una disminución en el volumen sanguíneo. Esto da como resultado la disminución en un aumento de la hormona, la oxitocina, que puede causar contracciones. Además, la ingesta de líquidos adecuada es necesaria para mantener el nivel de líquido amniótico. Una disminución en éste puede causar deformidades físicas del feto.

Control

Aparte de notar los síntomas típicos de la deshidratación, hay una manera fácil de controlar si estás recibiendo la cantidad adecuada de líquidos cada día. Tu orina debería ser clara y muy pálida. Si es de color oscuro, tiene un olor fuerte o no es clara, esto puede ser un indicador de deshidratación. Aumenta tu ingesta de líquidos durante todo el día hasta que tu orina sea pálida y clara.

Prevención

Bebe por lo menos 64 onzas de líquido al día, preferiblemente agua, y extiende tu consumo de líquidos durante el día. Si eres adversa al agua corriente, trata de añadir paquetes de sabor o compra agua saborizada. Comer alimentos con alto contenido de agua, como la sandía, también puede ser beneficioso para mantenerte hidratada. Muchas mujeres embarazadas encuentran que su ingesta de líquidos necesita aumentar durante el embarazo. Habla de tus necesidades de líquidos con tu médico para determinar la cantidad óptima para ti.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media