Síntomas que indican que una embarazada debe ir al hospital

Escrito por sharon perkins | Traducido por mayra cabrera
Síntomas que indican que una embarazada debe ir al hospital

Síntomas de emergencia durante el embarazo.

Pregnant woman image by Friday from Fotolia.com

El embarazo no es una emergencia médica, en la mayoría de los casos. Fuera de la labor del trabajo de parto, los momentos en que una mujer embarazada debe ir al hospital en vez de llamar a su obstetra, son raros. Sin embargo, las emergencias médicas pueden ocurrir durante el embarazo, y cuando ocurren, el tiempo es esencial. Las mujeres embarazadas deben estar conscientes de los síntomas que necesitan de un viaje inmediato al hospital.

Otras personas están leyendo

Sangrado abundante

Pregnant woman image by Friday from Fotolia.com

El sangrado leve es una complicación común en el embarazo, especialmente en las primeras 12 semanas. Sin embargo, el sangrado fuerte, cuando se satura una toalla en una hora o menos, en cualquier etapa de la gestación es un síntoma que necesita de inmediata evaluación. Algunas causas posibles de sangrado abundante incluyen placenta previa, en que la placenta crece sobre la apertura cervical, embarazo ectópico roto, en que el feto crece en la trompa de falopio en vez del útero, o la ruptura uterina, en el caso de una cirugía uterina previa. El desprendimiento de la placenta, en que la placenta se separa prematuramente de la pared del útero, también puede ocasionar un sangrado abundante, indica la Universidad de Virginia.

Shock

Los síntomas de shock incluyen baja presión sanguínea, mareos leves o desmayos, enfriamiento, piel húmeda y pegajosa, palidez y debilidad. El shock puede ser causado por una pérdida de sangre interna que no es visible o cualquier condición que resulte en un sangrado abundante. El primer síntoma del 20% de los embarazos ectópicos es el estado de shock, de acuerdo a la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos. El estado de shock también puede ser causado por una infección sistémica, conocida como sepsis.

Dolor abdominal severo

El dolor abdominal severo no es común durante la gestación, a menos que haya iniciado la labor de parto. Sin embargo, en el caso de embarazo ectópico roto, el desprendimiento de placenta y ruptura uterina pueden todos ellos ocasionar dolor intenso y necesitar una revisión inmediata, especialmente si están acompañados de sangrado vaginal. Algunas mujeres entran en labor de parto razonablemente sin dolor, especialmente si ya han parido antes. Si tienes la urgencia de pujar, o sientes que la cabeza del bebé está en la entrada de la vagina, llama al servicio de emergencias de tu localidad y no trates de llegar al hospital por tu cuenta; es más seguro parir en casa. Sin embargo, si las contracciones se intensifican súbitamente y el hospital está cerca, ve allá, en la medida en que puedas llegar de manera segura antes de que el bebé nazca.

Convulsiones

Las convulsiones en el embarazo pueden ser ocasionadas por hipertensión inducida por la gestación, o por preclampsia, que puede progresar a eclampsia. La eclampsia puede complicar alrededor de 1 en 1.600 embarazos, establece la Universidad de Virginia. Las diabéticas tipo I también pueden presentar ataques durante la gestación si desarrollan hipoglucemia.

Ruptura prematura de membranas

Si la bolsa de líquido amniótico conocida como saco amniótico se rompe, llama a tu médico, quien te dirá que acudas de inmediato al hospital o quizá te diga que permanezcas en tu hogar por un corto periodo de tiempo, dependiendo de su práctica habitual. No obstante, si tienes menos de 36 semanas de embarazo, ve de inmediato al hospital, debido a que los bebés prematuros necesitan de cuidados especiales, son proclives a infecciones y pueden nacer rápidamente.

Prolapso del cordón

El prolapso del cordón significa que el cordón umbilical ha caído debajo de la cabeza del bebé. El prolapso de cordón ocurre por lo general después de la ruptura de membranas, y es más común en mujeres con exceso de líquido amniótico, embarazos múltiples o bebés que tienen cordones umbilicales inusualmente largos. Si sientes o ves un cordón grueso y torcido colgando fuera de la vagina, recuéstate en la posición de Trendelenburg (en posición horizontal, con la cabeza más abajo que tus pies) o en la posición de rodillas y pecho (colócate en tu cama boca abajo, apoyando las rodillas y la barbilla en el colchón, levantando los glúteos para que el bebé esté cómodo y a salvo) y llama a los servicios de emergencia de tu localidad. Un prolapso de cordón puede resultar en la muerte del feto debido a la compresión del cordón.

No dejes de leer...

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2015 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media